Pretenden evitar los riesgos y la cantidad de heridos.

Desde la Inspección General capitalina afirmaron que sólo permitirán ventas en locales habilitados. Las penas irán desde el secuestro de mercadería hasta el abono de $50 mil.

Personal de la dirección de Inspección General de la comuna capitalina de Catamarca inició semanas atrás controles en la venta de fuegos artificiales en comercios habilitados y en los próximos días llevarán a cabo operativos en el marco de la ordenanza que regula la comercialización de la pirotecnia en la ciudad. Prevén evitar los permisos provisorios y multar a quienes infrinjan la norma, este año el valor por unidad de multa alcanzaría los 50 mil pesos para quienes vendan pirotecnia sonora. 

Fernando Boneu, director del área mencionada, explicó que como todos los años, semanas previas a las fiestas de fin de año se realizan recorridos, primero a los locales comerciales vigentes todo el año que venden fuegos artificiales, luego a quienes son eventuales. También, trabajan en verificar que los locales comerciales cumplan con las normas de seguridad y la ordenanza vigente. 

“Comenzamos a trabajar, hemos clausurado unos días a un comerciante que tenía pirotecnia sonora que está prohibido, también estamos autorizando a quienes cumplan los requisitos para vender. Este año se permitirá la venta de pirotecnia solamente autorizada en locales habilitados previa inspección, a los que no lo estén se les secuestrará la mercadería y se les labrará el acta de infracción. Es claro, quienes no tengan todo en regla no podrán vender y por el momento son pocos los que buscan la habilitación comercial”, detalló.

Agregó que el año pasado otorgaron numerosos permisos provisorios previo control, pero este año no, como una manera de insistir en que la venta de pirotecnia es un riesgo para las personas en general y los animales. 

“Estamos controlando con la división Explosivos que los comercios que presentan el requerimiento de vender cuenten con todas las medidas de seguridad y estén en regla, de lo contrario son multados, la norma establece que los comerciantes deben vender pirotecnia sin sonidos, como muchas personas van a otros municipios compran y vienen al centro, pedimos concientización en la población y como medida de preventiva los controles son exhaustivos en la ciudad”, resaltó.

 

A su vez, dijo que existe un listado de la pirotecnia que puede ser comercializada y cuáles no, quienes están en el rubro la conocen y deben ajustarse, al menos en la ciudad.

“Lo preocupante es que nosotros podemos controlar y si hay faltas multar, un infractor puede llegar a pagar multas que van hasta los 50 mil pesos, pero en la ciudad. Lo grave es que la gente puede irse a otros municipios cercanos y traer pirotecnia para la noche del 24, y en esos casos nada podemos hacer. Por esta realidad es que pedimos solidaridad y conciencia de los vecinos, queremos que todos se diviertan sin poner en peligro la salud de una persona con autismo, de un niño, anciano y de los animales”, enfatizó.

Fuente: El Ancasti.

Compartir

Comentarios