Las acusadas del crimen.

Liliana, hermana de la maestra, dijo que es una persona peligrosa para sociedad. Denuncias de amenazas. La decisión final la tiene un juez.

Susana Acosta y Nélida Fernández condenadas a 20 años de prisión por el asesinato de Beatriz Argañaraz realizaron una presentación judicial para obtener la libertad.  

“Fui notificada por Ejecución de Sentencia para ponerme en conocimiento que Susana Acosta está solicitando la salida del penal de mujeres”, contó Liliana Argañaraz, hermana de Bety en LV 12.

La hermana de la maestra dijo que se opusieron y brindó detalles del argumento. “En estos 12 años jamás presentaron arrepentimiento. Son personas peligrosas no pueden ser reinsertadas en la sociedad, asesinaron a una persona una vez y no tengo dudas que lo volverán a ser”, explicó.

Y agregó: “Cuando terminó el juicio fui amenazada. Tiraron dos bombas molotov en mi casa. Tengo la obligación de cuidar a mi familia y si tuvieron la capacidad de llegar a mi domicilio ¿no lo harán otra vez?”.

Liliana contó que en el penal son líderes y profesan con la religión. “Hacen lo que quieren”, sostuvo. Y explicó que Acosta hizo el pedido porque está por cumplir la mitad de la condena. “Psicólogos y psiquiatrías, como una fiscal dieron la negativa. No están en condiciones de salir”, contó.

Ahora la decisión está en manos de un juez. “Determinará que se hará al respecto y estudiará bien la situación de quienes son cada una de ellas. No pueden estar en la sociedad no se puede permitir que estas asesinas estén de vuelta”, cerró Liliana.

Compartir

Comentarios