Tras la confesión de su compañera Mery del Cerro, el bailarín no logró terminar la coreografía y debió ser asistido por médicos en la pista.

Fue un momento de pura conmoción en la pista de Bailando 2018. La fuerte denuncia de abuso y violación que hizo Thelma Fardin, acompañada por el colectivo de Actrices Argentinas, a Juan Darthés dos días atrás, despertó el deseo de que otras voces sean escuchadas. 

Guiada por este sentimiento, Mery del Cerro sintió la necesidad de compartir con el público su terrible experiencia cuando era una niña: "Ayer, después de 22 años, me animé a contarle a Meme que yo había tenido un abuso sexual a los 11 años. Fue abuso y fue manoseo, y de dos personas distintias. Pero no fue violación. Y no lo sabe nadie, ni mi mamá, ni mi papá. Se están enterando todos en este momento. Lo charlé un montón con Meme (su novio y padre de su hija Mila, de 3 años) y no lo podía dejar pasar porque fueron dos días en los que no podía parar de pensar en el tema. Es muy fuerte para mí todo eso", expresó entre lágrimas y ante la conmoción de todos los presentes. 

Luego, al ver a todas las participantes angustiadas, Tinelli indagó una a una si estaban preparadas para llevar a cabo el duelo. Ante la respuesta afirmativa de ellas, todas volvieron a dejar todo en la pista.

Sin embargo, al turno de Mery y su compañero Facu Mazzei, el bailarín no pudo finalizar su performance y cayó al piso agarrándose la cara. Rápidamente los médicos ingresaron al estudio para asistirlo y el conductor pidió una pausa.

Al regresar, Mazzei pidió disculpas y contó que es la primera vez que le sucede algo así. "Ya está compensado. Había hecho una hipotensión arterial", explicó el Dr. Labonia antes de que el equipo vaya directamente al teléfono (luego sería salvado por el público con el 67,88% de los votos, eliminando a Soledad Fandiño, que cosechó el 32,12%) por no poder terminar su presentación. 

 

Fuente: Teleshow

Compartir

Comentarios