Marcos Povalej tenía apenas 22 años.

Ocurrió en el partido de Merlo, Buenos Aires. El joven habría quedado en medio de un tiroteo. Se detuvieron a dos agresores.

Un repartidor de 22 años, que residía en la localidad bonaerense de El Mirador, partido de Merlo, fue asesinado de un tiro por barrabravas del club Deportivo Merlo, cuando quedó atrapado en un tiroteo, fruto de una disputa barrial.

El hecho ocurrió el pasado jueves, cuando la víctima, identificado como Marcos Povalej, se peleó con un joven, quien se fue para después volver armado con cuchillos y acompañado por su suegro. Juntos amenazaron al joven asesinado y  juraron “matar a todos los vecinos” de El Mirador.

 

Si bien se fueron, más tarde, un grupo de 15 barras del Deportivo de Merlo armados llegaron a bordo de un camión municipal, sorprendieron a Marcos mientras pasaba tiempo con sus amigos y abrieron fuego en su contra.

En total, la Policía Científica recogió 50 proyectiles de varios calibres. Uno de ellos impactó en la frente de Marcos y salió por la nuca. El joven fue trasladado al Hospital Municipal de Merlo, en donde fue operado de urgencia, pero no lograron salvarlo y falleció un día después.

 

Según se pudo establecer, los atacantes eran de la localidad merlense de El Paraíso. Por orden del fiscal de Morón, Claudio Oviedo, la Policía Bonaerense detuvo a dos de los agresores, aunque de sus armas no habría salido la bala que mató al repartidor. Se investiga la utilización de uno de los camiones de la municipalidad.

 

Fuente: El Intransigente

Compartir

Comentarios