Noviembre fue el séptimo mes consecutivo en baja para la actividad industrial de las pymes

Es el séptimo mes consecutivo en baja. El 55% de los industriales creen que recién en el segundo semestre del año próximo comenzará a reactivarse la economía.

Mientras el mercado interno no repunta, la producción de las pymes industriales cayó 5,6% en noviembre en comparación con el mismo mes del año pasado, según los datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Es el séptimo mes consecutivo de baja para la industria.

Frente a octubre pasado se registró un aumento de 1,6% en la medición con estacionalidad y para los once meses del año se acumula un retroceso de 2,2% frente a igual periodo de 2017.

Las cifras corresponden a la Encuesta Mensual Industrial que realizó la CAME entre 300 industrias pymes del país. Las bajas más acentuadas de noviembre se dieron en los sectores de calzado y marroquinería (-18,2%), productos de metal, maquinaria y equipo (-14,7%), productos de madera y muebles (-13,5%), papel, cartón, edición e impresión (-5,8%) y productos químicos (-4,2%).

"La devaluación solo nos benefició parcialmente porque tenemos muchos costos en dólares y hemos tenido que modificar varias veces el precio de venta en el transcurso del año", indicó Lewin, vicepresidente de la Cámara Argentina de la Máquina Herramienta y Tecnologías para la Producción (CARMAHE), un sector que podría estar exportando más si la coyuntura ayudara, pero como aclara Lewin, conseguir clientes nuevos es una tarea que lleva tiempo.

En octubre el 50,6% de las industrias consultadas finalizaron con caídas en la producción anual (53,9% en octubre), y el 41,2% tuvo aumentos (36,7% el mes anterior). "Si bien la mayoría de las empresas sigue en declive, volvió a mejorar la proporción de firmas en crecimiento", destacó la CAME en su informe.

Lo que se redujo en noviembre, en tanto, fue la proporción de industrias con rentabilidad: 32,6% frente a 36,3% en octubre. "La combinación de mayor empresas en alza con menor porcentaje sin rentabilidad, refleja una estrategia poco sostenible pero necesaria, que es bajar precios incluso vendiendo a pérdida, para conseguir liquidez. Pero sigue siendo elevada la proporción de industrias con rentabilidad negativa y nula", coincidieron los industriales consultados.

"La cadena de pagos se alargó mucho, en especial las más grandes son las que demoran los pagos y la cantidad de cheques rechazados es enorme", agregaron.

Para algunos subsectores vinculados a la vivienda, noviembre fue uno de los peores meses del año, según el informe de la CAME. Es el caso, por ejemplo, de la fabricación de mesadas de cocinas y muebles. Lo mismo para calzado y marroquinería, las ventas y producción fueron muy bajas. En sectores como indumentaria y algunos de alimentos, se incrementaron este mes las quiebras y posibles cierres.

Un dato a tener en cuenta: de acuerdo a cómo vienen los pedidos de producción, solo el 8,2% de las industrias espera que la economía se reactive en el primer trimestre del año. En cambio, el 55% señala que será a partir del segundo semestre, es decir, de julio en adelante. Un 17,1%, en tanto, es menos optimista, sostiene que en 2019 no habrá reactivación.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios