Julio Falcioni y su despedida como entrenador de Banfield. Foto: Marcelo Carroll.

Sin vestigios del cáncer de laringe, el entrenador, que en los últimos días finalizó su vínculo con Banfield, podrá abocarse en la recuperación de la voz.

Sin vestigios del cáncer de laringe, el entrenador, que en los últimos días finalizó su vínculo con Banfield, podrá abocarse en la recuperación de la voz.

Julio César Falcioni recibió la mejor noticia para terminar el 2018. La última biopsia que le realizaron luego de su operación de un nódulo en la laringe dio resultado negativo y ahora deberá realizarse únicamente controles trimestrales.

A comienzos de 2018, el Emperador relató cómo sufrió la enfermedad. "Era una operación sencilla, pero encontraron algo muy diferente. En vez de dos o tres horas tardó trece. Iba a estar internado un día y estuve nueve en terapia intensiva, fue algo importante", afirmó.

Ahora, luego de dejar su cargo como entrenador de Banfield tras una emotiva despedida ante Argentinos en el Florencio Sola (Hernán Crespo será su sucesor), Falcioni se dedicará a descansar e intentar recuperar su voz. ¡Fuerza Pelusa!

Compartir

Comentarios