El hecho ocurrió en el barrio de Nueva Pompeya.

Dos efectivos de la policía porteña fueron denunciados por no detener a un delincuente. El hecho quedó captado en video y quedaron sumariados.

Luego de que el sábado dos oficiales de la Policía de la Ciudad fueran apartados de la fuerza tras negarse a intervenir en la detención de un ladrón que había sido reducido por otros dos efectivos cuando ingresó con un cuchillo a una vivienda en el barrio de Nueva Pompeya, el secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Marcelo D'Alessandro, decidió iniciarle un sumario a los policías denunciados. 

 

“Instrúyase sumario administrativo en la órbita de la Oficina de Transparencia y Control Externo de la Policía de la Ciudad tendiente a investigar los hechos y deslindar, en su caso, la responsabilidad administrativa que pudiera corresponderles al Inspector LP 832 Sebastián Alberto Santa María y al Inspector Principal LP 3080 Moisés Lucas Barrientos, numerarios de la Comisaría Comunal 4B, así como a todo otro efectivo que, cualquiera fuera su grado o jerarquía, pudiera verse involucrado en los hechos que habrían tenido lugar el 15 de diciembre de 2018 y viralizados, respecto al accionar del personal policial en relación a la reducción de un sujeto que habría ingresado al domicilio de la calle Quilmes 482 de esta Ciudad”, reza la resolución. 

Momento de la aprehensión del malviviente.

 

Del mismo modo, como medida preventiva, se ordenó el cambio de situación de revista de  Santa María como así también de Barrientos, y se los pasó “de servicio efectivo a servicio pasivo” hasta tanto se dicte una resolución conclusiva en estos autos o bien cesen las causales que motivaran la medida, lo que ocurra en primer lugar. 

De esta manera, los sumariados fueron notificados de lo resuelto en su contra como consecuencia de su accionar, considerando que este acto no agota la vía administrativa y que contra éste podrán interponer recurso de reconsideración y jerárquico en subsidio. 

 

Así es como el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño les inició a los inspectores "un sumario, pase a disponibilidad, cesantía y una denuncia penal por incumplimiento de los deberes de funcionario público". Los policías de comportamiento pasivo quedaron expuestos mientras un sujeto que había entrado al lugar del hecho empezó a filmar lo que estaba ocurriendo, allí se ve como los uniformados se negaban a colaborar en la detención.

 

Finamente, al lugar del episodio arribó en un patrullero un oficial mayor que enseguida colaboró en el traslado del detenido y se encargó de ser el nexo entre la secretaria de la fiscalía interviniente, ya que los dos policías de civil que habían capturado al "escruchante" estaban nerviosos por el cruce verbal que mantuvieron con sus pares.

 

Fuente: El Intransigente

Compartir

Comentarios