Un mural en homenaje a Carlitos Balá, en el estadio de Chacarita. Foto: Julián Aguirre (Prensa Chacarita)

Deberá abonar una deuda de 181.000 dólares antes del viernes.

El reclamo de un empresario que había adquirido porcentajes de futbolistas de Chacarita determinó un pedido de quiebra. El Juez de primera Instancia Javier Cosentino le dio al club de San Martín plazo hasta este viernes para pagar la deuda pendiente y así evitar el pedido de quiebra.

La cifra que reclama Carlos Blas Zamparolo es de u$s 181.000,  y autoridades de Chacarita descuentan que no habrá inconvenientes en efectuar el pago antes del fin de semana. Esta noche habrá reunión de Comisión Directiva para analizar el tema.

"Es un tema que viene desde hace largo tiempo. Nos vamos a reunir los directivos en las próxima horas para ultimar los detalles. Pero no se va a llegar a la quiebra, es lo único que puedo adelantar", le aseguró el vicepresidente segundo, Diego Jahn, a Clarín.

El abogado Daniel Mario Crespo lleva adelante el caso, en representación de Zamparolo. Hace unos años se había llegado a un acuerdo para abonar la deuda primaria -300.000 dólares- en quince cuotas de 20.000 dólares. Pero Chacarita abonó solamente las primeras tres.

La deuda es por porcentajes de los derechos económicos de Lisandro Ezequiel López y Diego Alberto Cachete Morales, ambos surgidos de Chacarita Juniors y posteriormente transferidos. El marcador central fue vendido a Arsenal y luego emigró a Europa para jugar en Benfica y Getafe.

Por su parte, Cachete Morales fue transferido a Tigre, club al que regresó, por tercera vez, tras un amplio recorrido. Jugó en Deportivo Armenio, Al Ahli (Arabia Saudita), Náutico (Brasil). Liga Deportiva Universitario (Ecuador) y Colón.

En la tesorería del Funebrero cuentan con dinero para saldar la mayor parte de la deuda y confían en acordar un nuevo plan de cuotas para saldar la diferencia. La confirmación que traerá alivio a los hinchas funebreros quedará oficializada tras la reunión de la Comisión Directiva. 

Por otra parte, Jorge Vivaldo no seguirá siendo el director técnico del plantel profesional, tras una floja campaña en el campeonato de Primera B Nacional. Los candidatos a sucederlo, una vez sellada su salida, son Gastón Esmerado, Patricio Pisano (fue parte del cuerpo técnico de Walter Coyette) y Roberto Trotta.

"No se cumplieron los objetivos trazados a comienzo de temporada entre la Subcomisión de Fútbol y el cuerpo técnico, por eso llegamos a esta decisión. Vivaldo no quiso hablar con nosotros y envió a su representante, con él estamos finalizando la rescisión", respondió Jahn.

Compartir

Comentarios