La Ley Micaela fue aprobada en el Senado.

La diputada jujeña, Alejandra Martínez, destacó la aprobación de la Ley Micaela y recalcó la importancia de la capacitación en los distintos poderes del Estado.

“Gran satisfacción” esas fueron las primeras palabras expresadas por Alejandra Martínez al hablar de la aprobación de la Ley Micaela. La diputada que regresó a su provincia tras participar de la discusión en el Senado, habló en LV12 sobre la importancia de la medida que califica como un avance en cuestión de violencia de género.

“Es real la necesidad de capacitación en todos los poderes de estado. Necesitamos una justicia que este especializada en violencia de género, que pueda atender a las mujeres en todo el país, aquellas que son víctimas de delito, violencia física, acoso o abuso puedan acudir sin temor a ser escuchadas, sin tener que sortear diferentes obstáculos burocráticos. Era indispensable que nuestro país cumpliera con un compromiso que ha asumido al momento de firmar en la Convención Interamericana de Prevención, Sanción y Revisación de la Violencia contra las Mujer, artículo 8° establece exhortar a los países para que eduquen y capaciten a todo el personal del poder judicial, personal policial y todo lo que tiene a su cargo la aplicación de las diferentes normativas, y quienes elaboran y definen políticas públicas. El hecho de que estemos avanzando en este sentido es muy interesante”, afirmó.

 

La diputada además recalcó el peligro por los índices de violencia de género en el norte del país. “En las provincias del norte la violencia hacia las mujeres es muy notoria. Ha cobrado Índices que nos tienen que ocupar. En Jujuy probamos una ley cuando se produjo el cambio de Gobierno para crear juzgado especializado en Violencia de Género. Sugerimos que se creen juzgados de esta naturaleza

La ley Micaela va en el mismo sentido, lograr capacitación, formación en todos los poderes del Estado, con todos los agentes de cada uno de los poderes. Situaciones como la de Micaela García dejarían de repetirse, un juez desconociendo los derechos de las mujeres anticipó la libertad de una persona que tenía condenas por violación”.

Martínez, además, remarcó la visibilización que se obtiene con esta nueva ley sancionada y la posibilidad que se da a las mujeres de contar las situaciones que les ocurre, situaciones que antes no eran escuchadas.

 

Por su parte, hablo de la oposición que puede existir contra la medida. “Es un momento oportuno de hacer lo siguiente, hay gente que tema que se propague una ola de denuncias y que pudiera haber algunas de ellas que no fueran ciertas, hacer una cosa así es un delito. Que alguien cometa algo de esa naturaleza debería ser sancionada por la justicia, la justicia tiene que determinar si los hechos son ciertos o no. No es el problema que tenemos hoy, el problema es que tenemos una enorme impunidad en la cual las víctimas no son escuchadas”.

Micaela García fue una joven violada y asesinada en 2017.

Responsabilidad del Estado

La diputada destacó la responsabilidad que tiene cada organismo de capacitar a su personal. “Se deben seguir los programas que se dicten hasta el fin o pueden formular uno propio pueden hacerlo siempre siguiendo los parámetros de los organismos internacionales, brindar capacitación a los máximos responsables de cada uno de los poderes del estado. Se deberá hacer un Informe anual, consignar cuales son los responsables de cada uno de los organismos, yo creo que también la implementación no va a tener ningún tipo de inconveniente”.

 

Aplicación de la ley

Por último, la diputada consideró que, si bien la ley debe tener una aplicación en forma inmediata, habrá un tiempo prudencial para la elaboración de los programas. “Cada organismo irá viendo como implementa peor habrá que ir mostrando es interesante la visibilidad que se le dará en la página web del INAM, el agrado de avance. Tener un monitoreo, poder realizar una evaluación en algún momento podrá derivar que esta ley se cumpla”.

 

Martínez expresó su deseo de que impacte favorablemente en toda la sociedad. “El hecho de que se capacite a la gente de todos los poderes del Estado, todos los niveles del Gobierno y si existe adhesión fr las provincias podremos tener un efecto muy favorable para generar un cambio cultural que es necesaria. La perspectiva de género jamás generaría ningún tipo de asimetría o injusticia favoreciendo a un grupo determinado, lo que es busca es que exista una relación equitativa entre todas las personas. Que haya respeto e igualdad entre todos los géneros, todo lo que puede traer son beneficios”.

Compartir

Comentarios