Un chico de 16 años y cuatro compañeros habían sido expulsados del colegio.

El Ministerio de Educación de la provincia resolvió que el colegio Santa María abonará más de $ 100 mil. Las autoridades del establecimiento cursarán un programa de derechos humanos.

El Ministerio de Educación de la Provincia impuso una multa de más de 100 mil pesos al colegio Santa María por el caso de homofobia que habían denunciado los padres de un alumno de 16 años y cuatro compañeros. También se determinó que los docentes y directivos deberán hacer capacitaciones sobre derechos humanos.

La resolución 10.202, que firmó ayer la titular de la cartera Analía Berruezo, “deja establecido que el colegio ha incurrido en un acto de discriminación”. El instrumento legal dispone que la institución deberá pagar una multa equivalente a diez veces el arancel que pagan los alumnos, que es de unos 10 mil pesos. 

También se determina que las autoridades del colegio Santa María deben implementar a partir del 2019 “un programa de capacitación en derechos humanos con especial énfasis en el principio de igualdad y no discriminación dirigido a directores, personal jerárquico, tutores y docentes, cuya ejecución deberá ser supervisada por la Dirección General de Educación Privada”. 

La familia de Santiago Coraita, de 16 años, expuso que autoridades del colegio lo citaron el 28 de septiembre para pedirle que se sacara una pulsera que representa la lucha por los derechos de la comunidad LGBT porque iba “contra los valores” de la institución.

El reclamo se hizo durante una reunión en la que el alumno se sintió intimidado porque indagaron en aspectos de su vida privada, de acuerdo a lo que se detalla en la denuncia.

Luego de este episodio, cuatro compañeros de Santiago difundieron en las redes sociales expresiones de repudio a la homofobia. En una de las imágenes que compartieron, se veía el símbolo del colegio y una señal de “fuck you”.

A los cuatro chicos que participaron de las publicaciones les pusieron 14 amonestaciones y les comunicaron que aplicarían el ‘derecho de admisión‘, por lo cual no los aceptarían como alumnos el año que viene. 

Fuente: El Tribuno Salta.

Compartir

Comentarios