Alcances del protocolo Maley.

Posteriormente, se comenzará a pensar en el medio racional para usar la fuerza con el arma de fuego, dentro de los parámetros y las condiciones establecidas en este marco regulatorio. El protocolo será tratado este viernes en la Legislatura.



El Subsecretario de Coordinación Interjurisdiccional, Comandante Mayor retirado, Juan Saracho, explicó cuáles son los ejes fundamentales del "protocolo Maley" que será analizado este viernes en la sesión de la Legislatura. 

Sostuvo que "es la materialización del ibjetivo que se fijó el gobierno de la provincia de Tucumán en cuanto a lograr la profesionalización de su fuerza policial". 

Explicó que este “marco regulatorio del uso racional de la fuerza y de armas en la Policía de Tucumán para la protección de la ciudadanía y la prevención del delito" es un cuerpo normativo de 18 artículos que está basado en principios internacionalmente reconocidos y aplicados en todas las fuerzas de policía, en principios constitucionales y básicos de la oportunidad en que se desarrollan los hechos delictivos como para que nuestra policía actúe a la altura de las circunstancias".

Consultado sobre el uso de pistolas electrónicas, el funcionario dijo que “no es que se haya establecido como una norma dentro del marco regulatorio, simplemente está escrito dentro del articulado porque si a futuro, en un largo o mediano plazo, se llegase a tener que aplicar este sistema de armamentos, esté ya contemplado dentro de los marcos regulatorios, pero no significa que mañana la policía de Tucumán va a contar con medios electrónicos para hacer cesar una acción", aclaró. 

En cuanto a la creación de los cuerpos policiales municipales, Saracho explicó que "se va a ir desarrollando a medida que las circunstancias y los prespuestos económicos lo ameriten y las circunstancias de la misma sociedad tucumana lo pongan en el tapete, como una condición de que pasen a integrar la policía de la provincia".

El Comandante Retirado precisó que "la primera etapa o el primer paso que se va a dar con las policías municipales es precisamente la educación y la capacitación a un nivel que este vinculado a un porcentaje e la educación que tiene el policía profesional como tal. No hay que olvidarse que la incorporación de una persona, sea ciudadano, vigía o policía municipal, puede ocupar cargos que tienen que estar en contacto con la misma ciudadanía en sí para brindar seguridad". 

En este sentido, remarcó que "tenemos un cuerpo de policía capacitado y adiestrado en el ámbito institucional que están ocupando lugares en el ámbito administrativo, entonces una primera etapa podría ser que esta gente que vendría de la policia municipal ocupe cargos administrativos en las comisarías". 

Añadió que "vamos a tener un período de capacitación, de formación y profesionalización de las fuerzas hasta tanto podamos adoptar otras medidas, por eso es que somos muy cautos en decir que por ahora no se va a adherir al protocolo Bullrich porque somos concientes de la falta de capacitación en este campo preciso del uso racional de la fuerza y de las armas de fuego que tiene el policía de Tucumán". 

 "Tenemos que caminar a pasos agigantados porque tenemos que hacer en corto tiempo esta capacitación intelectual de este marco regulatorio. Cuando esto esté internalizado en el hombre policía y en el pnitenciario, recién vamos a empezar a pensar en el medio racional para usar las fuerzas con el arma de fuego. Es una cosa que va ir gradualmente avanzando", concluyó. 

Compartir

Comentarios