Se recomendó, además, la contención en las subas de los salarios públicos.

La medida busca trasladar la suba del dólar para alcanzar un equilibrio fiscal. Desde el gobierno descartan la medida.

Tras revisar la situación económica del país y aprobar un nuevo desembolso de USD 7600 millones, el Fondo Monetario Internacional (FMI) le realizó un par de recomendaciones al Gobierno, con el objetivo de alcanzar el equilibrio fiscal para el 2019. Entre ellas destacan los recortes a los subsidios energéticos y la contención en las subas de los salarios públicos.

 

Además, desde la entidad financiera se remarcó la necesidad de contar con un marco legal que le permita al Gobierno traspasar a los usuarios el impacto de la devaluación en las tarifas de electricidad y gas. De esta forma, recordó el intento del Gobierno Nacional por implementar un cargo extra a la tarifa del gas, por las diferencias de precios fruto del aumento del dólar, el cual tuvo que ser cancelado, después del conflicto social que generó.

 

"Las autoridades deberán aplicar un marco regulatorio para pasar los efectos de la depreciación del peso a los consumidores de gas y electricidad", indicaron los técnicos del Fondo. "La decisión este año de evitar ese traslado a precios implicó un costo extra del 0,1% del PBI para el gobierno federal (que pagará a los distribuidores de gas -en realidad, los productores- entre 2019 y 2021", se lee en el reporte.

Christine Lagarde. directora gerente del organismo.

 

Sin embargo, desde el Gobierno señalaron que el trabajo sucio en la quita de subsidios energéticos ya se hizo y que, a partir de 2019, los aumentos tarifarios deberían seguir a la inflación.

Por otro lado, desde el FMI señalaron que, en materia de salarios del sector público, para cumplir la previsión del Presupuesto, la paritaria que rija desde junio de 2019 deberá tener un aumento de "no más que 25 por ciento", por los incrementos que ya se pactaron para diciembre, enero y febrero. En esa sintonía, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, firmó las primeras paritarias 2019 con una referencia del 23% de aumento, aunque con cláusulas de revisión para mitad de año.

 

Para concluir, el ente internacional indicó que las modificaciones que tuvo el Presupuesto en la discusión parlamentaria agregaron unas décimas al déficit primario previsto, que pasó de 0 a 0,17 por ciento del PBI, pero, de todos modos, consideró que es un escenario manejable y que el Gobierno podrá recortar partidas para llegar al equilibrio.

 

Fuente: El Intransigente

Compartir

Comentarios