Delgado practicó su segundo deporte, como lo es el golf, en el Jockey Club.

El ex delantero analizó la asunción del reciente manager de Boca y la eliminación temprana de River. Participó de la jornada solidaria de Andrés Romero y lo hará en Simoca con el Pulga Rodríguez.

Recordado por sus tres dedos de oro, golazos a River, tantos en finales de Libertadores y, quizás, la foto más grande de su carrera al festejar con Martín Palermo luego de su asistencia para el 1-0 parcial ante el Real Madrid allá por noviembre de 2000. Todo eso autoriza de sobremanera al Chelo, Marcelo Delgado, de hablar de un presente particular de Boca.

El Chelo está caracterizado además por las grandes amistades que recopiló en su trayectoria deportiva, desde alguien llamado Juan Román Riquelme hasta el Pigu Andrés Romero, el golfista tucumano que lo convocó para realizar su segunda pasión con un fin solidario. Allí se pronunció con respecto a la asunción de Nicolás Burdisso como nuevo director deportivo Xeneize: "a Nicolás le deseo lo mejor, fui compañero de él durante mucho tiempo, está preparado para el puesto. Ojalá que lo dejen trabajar tranquilo".

También fue consultado por la vereda del frente y la sorpresiva eliminación de River ante Al Ain en la semifinal del Mundial de Clubes: "yo no sé si estaban confiados, pero a veces pasa. El rival también juega, el futbol local como mundial se emparejó muchísimo y está a la luz con lo que pasó con River", opinó el ex Racing y Belgrano, entre otros.

Delgado cerrará su gira tucumana solidaria con la participación el próximo domingo en el habitual partido que organiza Luis Miguel Rodríguez en su Simoca natal.

Compartir

Comentarios