Los gendarmes encontraron mezclados con otros elementos 14 “ladrillos” de distintos tamaños de cocaína.

El servicio de larga distancia fue detenido por un control de tránsito en la localidad de Cabeza de Buey, donde se descubrió la droga en la bodega de equipajes.

Casi 15 kilogramos de cocaína que iban ocultos en cuatro encomiendas en un micro de larga distancia fueron descubiertos con ayuda de un perro antinarcóticos, en un control de seguridad vial realizado en una ruta de la localidad salteña de Cabeza de Buey, informó el Ministerio de Seguridad Nacional.

La operación “Bodega Blanca” fue desarrollada por la Gendarmería Nacional con la participación del can “Tango”, entrenado especialmente para la detección de estupefacientes.

En el marco del programa “Argentina sin Narcotráfico”, los gendarmes frenaron la marcha de un micro de larga distancia de la empresa “Flecha Bus” que proveniente de la ciudad salteña de Orán se dirigía hacia Mendoza. 

Luego de identificar al conductor y el personal de la compañía, se llevó a cabo una requisa exhaustiva de la zona de equipajes.

Allí, el perro “Tango” alertó a los uniformados de Gendarmería sobre cuatro paquetes de encomiendas. Consultado el Juzgado Federal 2 de Salta, a cargo del juez Miguel Antonio Medina, se ordenó la apertura de los paquetes sospechosos ante la presencia de testigos.

Al abrir los paquetes, los gendarmes econtraron mezclados con otros elementos 14 “ladrillos” de distintos tamaños de cocaína.

Fuente: El Esquiu.

Compartir

Comentarios