Las vísperas de Navidad no se vive en paz en el microcentro. La mayoría de los negocios decidieron trabajar después de conseguir el aval del Gobierno. A las 9:00 comenzó la actividad e integrantes del Sindicato de Empleados de Comercio (Seoc) salieron a la calle a rechazar la decisión empresarial.

Los primeros comercios abrieron a las 9, pero la presencia del gremio hizo que muchos retrasaran el inicio de sus actividades. Las filas de trabajadores que esperaban en las puertas la decisión de sus supervisores se hicieron comunes hasta las 10.

Un empleado de una juguetería, que prefirió preservar su identidad, reconoció que los empresarios tienen derecho a aprovechar las Fiestas para levantar las ventas. Pero avaló la postura sindical: "no nos dan un compensatorio ni nos pagan por ser domingo".

Las grandes cadenas mantuvieron las persianas bajas durante la mañana, aunque muchos abrirán durante la tarde. La mayoría de los locales de las peatonales, las galerías y el Mercado del Norte atenderán con normalidad hasta las 14.

Desde la Cámara de Comercio, Raúl Fioretti confirmó que los negocios atenderán además de 17.30 a 21.30. "El Gobierno y la Policía nos están colaborando. Estamos trabajando y, durante la mañana, no nos obligaron a cerrar", enfatizó el empresario.

Aunque los tucumanos no se volcaron masivamente al microcentro para completar las compras navideñas, fueron muchos los que aprovecharon la mañana del domingo para recorrer las vidrieras.

El dato para los automovilistas: las grúas de la Dirección de Tránsito de la municipalidad también recorren las calles para sancionar a los que estacionaron en lugares prohibidos.

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios