Macri junto a Aguad

El presidente ratificó al ministro Aguad y se fijó un programa de acción con cuatro ejes temáticos; prevén un aumento salarial en enero.

Seis meses después de impulsado el decreto presidencial que promovió la denominada "Directiva de Política de Defensa Nacional" el Gobierno se prepara ahora para poner en marcha desde los primeros días del 2019 todo un plan para las Fuerzas Armadas destinado a concretar la ambiciosa reforma militar que contempla una proyección a cinco años.

Los planes del presidente Mauricio Macri y del ministro de Defensa Oscar Aguad para las Fuerzas Armadas en el año que viene prevén una batería de iniciativas sustentadas en cuatro pilares de acción: el despliegue en el Atlántico Sur, el refuerzo de equipamiento y efectivos en la frontera norte, un programa para repotenciar el espacio aéreo y las directrices para avanzar con la ciberdefensa.

"Ya dimos el primer paso que fue emitir el decreto de reforma militar, ahora pasaremos a la acción concreta de ese plan que es muy ambicioso pero que prevé un cambio sustancial para nuestras Fuerzas Armadas", reveló ante Infobae un allegado al ministro Aguad.

El propio titular de la cartera de Defensa comentó el jueves pasado en el almuerzo anual con los altos mandos castrenses los lineamientos que se esbozan en un paper interno del Estado Mayor Conjunto y del Ministerio de Defensa. Fue el mismo día en que se conoció el pedido de indagatoria judicial de Aguad por el caso del Correo Argentino y en esa tarde Macri lo ratificó ante un grupo de funcionarios como ministro de Defensa. Es decir: no hay posibilidad alguna de que Aguad renuncie a su cargo.

Por el contrario, el jefe de la cartera de Defensa avanzará en lo inmediato en los cuatro ejes de trabajo que se pondrán en marcha desde el 2019 para reformular a las Fuerzas Armadas. Entre estos puntos figuran los siguientes detalles a los que pudo acceder Infobae:

1-Atlántico Sur. La intención del Gobierno es que en el 2019 se refuercen todos los operativos militares de patrullaje en las aguas del Atlántico Sur y se ponga mayor énfasis en los trabajos científicos en la Antártida. Para esto, llegará en junio uno de los tres buques de patrullaje que se compraron a Francia. La idea de Aguad es que haya un intenso operativo de control de los buques pesqueros en coordinación con la Prefectura para evitar la depredación del calamar y la merlusa en las aguas del Sur.

Al mismo tiempo este enfoque estará puesto en las tareas en la Antártida con un refuerzo para la campaña que hace rompehielos Irizar a través de la compra de un barco polar. Se estima que en los próximos meses se iniciará el proceso de compra de ese buque polar de patrullaje y a esto se le sumarán en enero los aviones Super Etendard que adquirió de Francia la Armada.

Por otra parte, una fuente calificada de las Fuerzas Armadas adelantó a Infobae que el Gobierno contempla la posibilidad real de reparar el submarino ARA Santa Cruz que tendrá un costo de unos 17 millones de dólares. En dos años este submarino estará en condiciones de salir a navegar por las aguas del Atlántico Sur.

"Después de la pérdida del ARA San Juan y ante un costo elevadísimo que se tendría reparar por el submarino Santa Fe, toda la energía estará ahora puesta en reparar el ARA Santa Cruz", dijo un funcionario que dialoga asiduamente con el ministro Aguad. De esta manera, la Argentina recuperará la capacidad de navegación submarina para control, patrullaje y tareas científicas.

2-Espacio aéreo. El segundo punto que se propuso Macri para reforzar a las Fuerzas Armadas el año que viene tiene que ver con una reequipamiento militar del espacio aéreo. Así, se sumarán más aviones A-4 para el patrullaje en el Atlántico Sur y se pondrá énfasis en la producción para la defensa de la empresa militar de aviones FADEA.

3-Frontera norte. En el plan de modernización de las Fuerzas Armadas se contempla reforzar al máximo la frontera norte para dar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. A los 500 efectivos militares del Ejército que envió a la frontera norte hasta ahora para ayudar a la Gendarmería el Ministerio de Defensa este año para el operativo de apoyo logístico se le sumarán otros 500 soldados desde el 1 de enero.

4-Ciberdefensa. El cuarto eje del plan de reconversión militar ya empezó ponerse en marcha este año con una compra de un sofware destinado a la ciberdefensa por más de 5 millones de dólares. En adelante, la intención del ministro Aguad y de Macri es contar con una producción propia de ciberdefensa y establecer acuerdos clave en esta materia con Chile y Brasil.

Estos cuatro ejes de trabajo son los que se puso como meta el Gobierno para el año que viene en las Fuerzas Armadas. Pero independientemente de ello se avanzará con el plan de venta de tierras e inmuebles militares que se estima que implicará un reembolso para las Fuerzas Armadas de más de USD 150 millones.

A la vez, hay una nueva proyección de venta de las tierras recuperadas a Tandanor de 8 hectáreas en la zona de la rivera porteña que tienen un costo estimado de venta de unos USD 1.000 millones.

Por otra parte, desde el Ministerio de Defensa enviarán al Congreso en los próximos meses un proyecto de ley para crear una fuerza especial de reservistas. Estos serán unos 10.000 efectivos que operarán durante dos o tres meses al año y que darán apoyo al Ejército. Y como contrapartida de todo ello, en una reunión reservada que Macri y Aguad mantuvieron con la cúpula castrense se planteó el compromiso del presidente de establecer en enero un aumento salarial para las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios