Momento de la homilía de Monseñor Carlos Sánchez.

El arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, ofició una ceremonia religiosa en el penal de Villa Urquiza.


Los reclusos del penal de Villa Urquiza tuvieron la posibilidad de comenzar a vivir una Navidad diferente. En el marco de la tarea pastoral, el Arzobispo de Tucumán, Carlos Sánchez, ofició una misa esta mañana en el en el patio del servicio penitenciario para ofrecer una misa a los que están privados de la libertad. 


 
"Jesús también estuvo preso changos, igual que ustedes, pero salió para dejarnos la luz", expresó el Padre Sánchez durante el oficio religioso. 

De la ceremonia participaron el ministro de Seguridad, Claudio Maley; el secretario de Seguridad, Claudio Ibañez, y autoridades del penal. 

En la oportunidad, se destacó la participación del grupo "Los Urquiseños", integrado por internos del penal que interpretaron temas alusivos a la Navidad con la dirección de Marcelo Ruiz (director de la Orquesta Divino Niño del barrio Juan XXIII). 

Otra particularidad de la ceremonia se dio cuando el Padre Carlitos fue invitado a dirigir la pequeña orquesta. 

Por su parte, Maley hizo referencia a las tareas que se desarrollan en el penal que apuntan a reducación de los internos: Escuela de música, 30 actividades laborales como carpintería, encuadernación, carpintería. 

Todo quedó enmarcado en el espíritu de la Navidad, de nacimiento y elección de una vida alejada del delito.

Compartir

Comentarios