En septiembre recibió el alta médica del cuadro delicado por la nuemonía, potenciada por la diabetes.

El tucumano, obispo de la localidad santiagueña, abandonó por dos días su rehabilitación de la neumonía sufrida este año en su lugar de orígen para llevar adelante las misas.

Monseñor José Melitón Chávez está en la ciudad de Añatuya, Santiago del Estero, donde permanecerá por dos días para luego regresar a Tucumán, donde continuará con su tratamiento. Hoy, en la Catedral, celebrará la misa de Nochebuena, y el 25 en horas tempranas en el monasterio Madre de Dios. 

Por la tarde, desde las 19, se reunirá con integrantes del Hogar de Cristo en el barrio Villa Fernández, donde celebrará misa e inaugurará la ampliación de obras en el lugar y una huerta que llevará el nombre del padre Fidel Ruiz, sacerdote fallecido hace algunos meses.

El obispo envío su reflexión y un mensaje para esta Navidad: "Queremos ver qué mensaje nos trae Jesús. Siempre la Navidad para nosotros es una invitación a abrirnos a lo nuevo, es una forma anticipada de vivir la Pascua. Dios irrumpe en nuestra historia, no avasallando, no con grandes gritos ni grandes doctrinas, sino desde el vientre de una madre como María, acompañado por el silencioso y obediente José. Así se manifiesta Dios hecho hombre. El Dios que se humaniza y que valora, exalta y pone en lo alto a la dignidad de cada ser humano. Debemos ser compasivos y misericordiosos con los demás. Debemos escuchar y ponderar lo que otro dice", señaló.

Agregó monseñor Chávez en su mensaje navideño que también se debe "comprender y respetar a las personas, respetar su pensamiento, su alma, su cuerpo, su posición". Puntualizó que "la Navidad tiene que ayudar a que nos demos cuenta, porque por ahí quizás realizamos todos nuestros actos de piedad propio de la Navidad, pero nos damos la vuelta, y en la casa, o en la calle, destratamos al otro y destratamos la Creación".

Señaló que "los mensajes que nos trae Navidad lo podemos aprender haciendo silencio, mirando un pesebre, a Jesús, María y José que nos enseñan interiormente a tener otra mirada y a escucharnos entre nosotros’ indicó Chávez.

Fuente: El Liberal.

Compartir

Comentarios