Los jugadores de Quimsa festejan su consagración.

El jugador tucumano, que debutó en este Súper 20, fue parte del plantel que se consagró campeón con el cuadro santiagueño. “Estoy muy agradecido al entrenador, por la confianza que me tuvo”, destacó.

El debut resulta un acontecimiento inolvidable en la carrera de un deportista. Lo mismo ocurre con el primer título “importante” que conquista. Tomás Allende vivió ambas emociones este año; y en más de una oportunidad.

Si bien el año pasado había debutado con Quimsa en la Liga de Desarrollo -desprendimiento de la Liga Nacional (LN), que busca incentivar jóvenes jugadores-, este año se consagró campeón.

 

El 11 de febrero, por el fixture de la Liga Nacional, su equipo visitaba en Formosa a La Unión. Restaban 18 segundos, y el director técnico Silvio Santander mandó a Allende al parqué. Ese tiempo bastó para que se convierta en uno de los jugadores más jóvenes en debutar en la máxima categoría del básquet argentino.

En octubre ingresó en el primer equipo de Quimsa, que jugó el Súper 20 -mini torneo de la LN-, y también terminó conquistando este título: el sábado derrotó a San Lorenzo -tricampeón vigente y máximo favorito- por 76-70.

 

Los primeros minutos en esa competencia los jugó nada menos que ante el histórico Atenas de Córdoba. Aquel jueves 4 sólo pisó la cancha por un minuto, pero aportó un par de puntos para el triunfo de los santiagueños, por 82 a 54. Su segundo ingreso a un juego también quedará en su memoria: el 22 de octubre terminó como el máximo goleador de su equipo, en el clásico santiagueño ante Olímpico de La Banda: en los casi 13 minutos que jugó anotó 14 puntos. Volvió a ingresar el 5 del mes pasado, ante los formoseños de La Unión: en poco más de nueve minutos convirtió dos tantos.

Este 2018 se despide con los méritos como para que sea considerado el mejor año de la carrera de “Tomy”. Por los logros alcanzados, en especial. Pero también por el rodaje que tuvo: además de los partidos con Quimsa en las ligas Desarrollo y Nacional (Súper 20), disputó tres campeonatos argentinos de selecciones para Tucumán: con la mayor, con la U19 y con la U17 -con esta última terminó en el cuarto lugar-. Entre tanto, también participó de convocatorias para los seleccionados nacionales.

 

La calidad de juego que viene mostrando “Tomy” promete potenciarse, si se toma en cuenta su edad. Fue un quinceañero durante más de 10 meses del año que se despide. En otras palabras, mañana recién harán dos meses de su cumpleaños N° 16.

“Me siento muy feliz con la obtención de este campeonato, en el Súper 20; por el equipo, y también en lo personal. Estoy muy agradecido al entrenador, por la confianza que me tuvo al ponerme en algunos partidos”, dijo “Tomy” a LG Deportiva. Sabe que se trata de un logro importante, pero de sus dichos se desprende que presiente que puede ser un escalón en su ascendente carrera. “mi objetivo para 2019 es darle al entrenador la confianza necesaria para que me tenga en cuenta”, añadió. No se olvidó de su primer círculo de hinchas. “Estoy feliz por el apoyo emocional de mi familia; de mi mamá, Sandra, que me apoya incondicionalmente desde lejos”, agradeció.

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios