Además, pidieron trasladarla para cuidar a su marido por un delicado cuadro de salud.

El Ministerio Público de la Acusación jujeño no dio a lugar la presentación de la defensa de la dirigente social, donde alegaba un cuadro depresivo.

El Ministerio Público de la Acusación resolvió rechazar el pedido de traslado de Milagro Sala a otro domicilio en la capital de Jujuy presentado por la defensa de la dirigente. Según argumentaron, no se podría desplegar allí un operativo de seguridad para evitar una eventual fuga.

La defensa de Sala había solicitado su traslado desde el domicilio de El Carmen hacia el de la calle Gordaliza, argumentando que la dirigente estaría atravesando un cuadro depresivo, además de que sería conveniente para poder brindar los cuidados necesarios a su esposo Raúl Noro, que atraviesa un delicado estado de salud.

En la resolución firmada por los fiscales Liliana Montiel, Delia Ortíz y Diego Cussel, se especifica que a partir de un informe técnico solicitado a Gendarmería Nacional, se determinó que el domicilio de barrio Cuyaya, “no se presenta adecuado para el cumplimiento de prisión preventiva en su modalidad domiciliaria”.

Explica además que la relocalización “impide el despliegue de un dispositivo de seguridad adecuado para prevenir la eventual fuga de la imputada”. “Sala tiene dos pedidos de condena que sumarían una gran cantidad de años de prisión (…) Esa expectativa de aplicación de una pena tan elevada, hace altamente presumible que Sala pueda darse a la fuga sin más”.

En cuanto a la necesidad de cuidar la salud del esposo de Sala, en la resolución se afirma que “nada impide que el Tribunal asegure la preservación del estado de salud de Raúl Noro, a través de la implementación de los dispositivos a su alcance, tales como garantizar la asistencia sanitaria tempestiva del personal médico asignado, o simplemente ordenar la internación”.

Fuente: Somos Jujuy.

Compartir

Comentarios