El fenómeno puede continuar en los próximos días.

La ola de calor está cerca de alcanzar el récord de 50 grados registrado en 1960. Advierten que afecta a la calidad del aire.

Comenzó después de Navidad y promete continuar. La ola de calor en Australia registrará en los próximos días temperaturas máximas de 49 grados, y ya hay alertas en todo el país por el peligro de incendios, la mala calidad del aire y los daños a la salud.

 

En la mañana del jueves, el Australian Bureau of Meteorology pronosticó concretamente temperaturas infernales de 49 grados para las zonas de Marble Bar y Pannawonica, en el oeste del país, solo dos grados menos que el récord de 50 grados registrado en 1960.

Para las 8 de la mañana del jueves, la temperatura en Marble Bar era de 43,4 grados, con lo peor del calor aún por llegar.

 

El calor extremo va desde el oeste del país hasta partes de Queensland, en el centro. Las temperaturas en el sur están entre 10 y 14 grados por encima del promedio, dijo el bureau.

Con la ola de calor, los niveles de ozono comenzaron a crecer con lo cual se emitieron alertas por la calidad del aire.

 

El director ejecutivo de NSW Health, Jeremy McAnulty, dijo que la exposición al ozono irrita los pulmones, por lo que las personas con asma y otras sensibilidades deberían tener más cuidado.

Un niño se refresca en una fuente en Adelaida./ EFE

 

También se emitieron advertencias de peligro de incendio severo a extremo para grandes partes del país.

Y, de acuerdo con las últimas previsiones del bureau, no hay un final para la ola de calor a la vista.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios