Una de las jornadas del juicio

Se postergó para el lunes 4 de febrero el veredicto en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos. Ayer se realizó la última audiencia del año, luego de escuchar los alegatos del ex subjefe de Policía, Nicolás Barrera.

 

La sentencia del juicio oral por el crimen de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006, fue postergado para febrero, pese a que estaba anunciado para hoy, debido a que se extendieron los plazos previstos. 

"El lunes 4 de febrero de 2019 a las 8.30 se reiniciará el juicio", informó el tribunal integrado por Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto, en la última audiencia del año, luego de escuchar los alegatos del abogado del subjefe de Policía de Tucumán, Nicolás Barrera, acusado por el encubrimiento del asesinato de la joven.

Durante las dos últimas semanas, también expusieron sus alegatos las defensas del ex jefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; del ex secretario de Seguridad, Eduardo Di Lela; y del ex jefe de Policía, Hugo Sánchez; quienes llegaron al banquillo de los acusados imputados por encubrimiento, incluido el ex policía Waldino Rodríguez, cuya defensa deberá alegar el año que viene.

En tanto, la defensa Roberto Luis Gómez, el único acusado por la privación ilegal de la libertad y el homicidio de Paulina, también será escuchada por el tribunal cuando se reinicie el juicio en febrero.

Finalizada la etapa de los alegatos, el Ministerio Público Fiscal y los querellantes podrán ejercer las réplicas y luego será el turno de las dúplicas por parte de las defensas.

Por último, los imputados podrán expresar sus últimas palabras y se dictará sentencia.

El 26 de febrero de 2006, Paulina salió de un boliche de la zona conocida como el ex Abasto, en la capital tucumana, adonde había ido a bailar con una amiga, Virginia Mercado.

Según determinaron los pesquisas, alrededor de las 6.30 de ese día, ambas jóvenes se subieron a un remís color bordó, Virginia descendió primero en su domicilio de La Rioja al 400 y Paulina siguió viaje hasta la casa de su novio, aunque nunca llegó a destino.

Al cabo de 13 días de su desaparición, la joven fue hallada asesinada al costado de la ruta provincial 341, a la altura de Tapia, a unos 30 kilómetros de la capital tucumana. 

Compartir

Comentarios