Entre otras declaraciones, apuntó contra las mujeres en general.

El actor y humorista arrojó conceptos en defensa de su colega denunciado por abuso sexual: "¿Cómo le voy a creer -a Thelma-?, ella se metió en el cuarto".

En la noche del viernes Carlos Perciavalle (77) se convirtió en tendencia en Twitter: su nombre y apellido eran de lo más buscado, y no por un hecho artístico sino por una entrevista que concedió al diario El País, de Uruguay. Y en la mayoría de los comentarios volcados en dicha red social el repudio a sus palabras fue la norma.

Sucede que Perciavalle desestimó la denuncia de violación que Thelma Fardin realizó (tanto de manera pública como ante la Justicia) contra Juan Darthés. "¿Cómo le voy a creer? -argumentó-. Ella se metió en el cuarto, lo hizo porque quería tener relaciones con él. Que lo haga, no la voy a criticar tampoco", dijo el actor, entre otros polémicos conceptos (incluso, contra las mujeres en general).

El abuso denunciado por Fardin habría ocurrido en la habitación de un hotel de Nicaragua en mayo de 2019, durante una gira de Patito Feo (la ficción donde compartían elenco). Thelma tenía de 16 años y Darthés, 45. Y Perciavalle -sin contemplar esta diferencia de edad, y que la actriz por entonces era menor- parece estar en sintonía con lo que el actor argumentó en su única entrevista desde la denuncia, que provocó una indignación generalizada.

Pero lo dicho: luego de que los portales se hicieran eco de estas declaraciones, llegó el repudio. "Hace muchos siglos, hubo un humorista uruguayo brillante y original que se llamó Carlos Perciavalle. En la actualidad, hay un homónimo que parece un señor muy mayor y resentido con la vida y con las mujeres, que dice cosas que a esta altura de la soireée ya no le causan gracia a nadie", consideró, por caso, la periodista Hinde Pomeraniec.

El escritor Julián López fue más allá en su definición sobre el artista: "Envejecer al pedo". La periodista Tatiana Schapiro también fue contundente: "El señor está gaga y no tomó la medicación".

Además, Brenda Asnicar (una de las protagonistas de la ficción que emitiera El Trece) no solo respaldó la denuncia de Fardin sino que deslizó que no habría sido la única actriz que sufrió hechos aberrantes. "Lo terrible es que en Patito Feo no fue una situación sino un montón de actitudes constantes por parte de muchas personas", afirmó.

"Si bien todos recordamos el programa con muchísimo cariño, hoy a lo lejos vemos todo muy diferente. Cuando sos niño, los productores saben que uno quiere un papel y se dan muchas situaciones de abuso de poder", acusó Brenda, quien tiempo atrás había contado otra situación delicada, que también sucedió en Patito: "Hubo un actor que me dijo que me quería desvirgar, un compañero de elenco. Yo tenía 16 años; él, 37".

Fuente: Teleshow.

Compartir

Comentarios