René López continúa en Terapia

Rosa, su madre, dijo que el sábado despertó y que comenzó a alimentarse. "Es un milagro", expresó. René López recibió varias puñaladas y fue internado en estado de gravedad en el hospital Padilla el 12 de diciembre a la madrugada.



"Es un milagro". Fueron las primeras palabras que expresó Rosa Díaz, la mamá de René López, el chofer de la Línea 10 que el 12 de diciembre a la madrugada fue herido durante un asalto, y que continúa en terapia del hospital Padilla.  

La mujer, emocionada, comentó que su hijo evoluciona lentamente y que comenzó a alimentarse. "Estoy contenta por lo que está evolucionando. Se ha despertado el sábado y se está alimentando bien. Además, reconoce a todos", señaló. 

Asimismo, agregó que René continúa en terapia y "lo único que le queda es un hematoma en el hígado". 

Dijo que el traslado a una sala común dependerá de la evolución que presente.

Para finalizar, agredeció el apoyo de los médicos, de los enfermeros y de toda la gente que los acompañó durante este tiempo. 

El miércoles 12 de diciembre, a las 5.45, René López circulaba por el barrio Crucero Belgrano, acompañado de un colega. No llevaba pasajeros, se detuvieron cuando dos jóvenes les hicieron señas. Uno de ellos sacó un cuchillo y los amenazó. Como les dijeron que no tenían nada de valor ni dinero, uno de los asaltantes lo atacó. Recibió varias puñaladas y fue internado en estado de gravedad en el hospital Padilla.

Fue operado dos veces en menos de seis horas. La primera intervención fue para curarlo de las heridas que había sufrido en el hígado y en el pulmón. A media mañana, por una hemorragia, su cuadro se empeoró, por lo que tuvo que ser intervenido nuevamente.

Compartir

Comentarios