La divisa norteamericana operó nuevamente con tendencia mixta.

La divisa anotó su sexta caída en fila en el segmento mayorista y cerró a $ 37,305. El mercado cree que la escasa demanda y la oferta del sector financiero y cerealero mantendrán el billete débil.

 

 El dólar perforó este lunes el piso de la zona de no intervención (hoy en $ 37,284) aunque terminó cayendo seis centavos y medio a $ 37,305 en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), lo que habilitó al Banco Central a convalidar una baja en la tasa de referencia en pesos. De esta manera, la divisa anotó su sexta caída en fila en el segmento mayorista. Este martes, en tanto, abrirá por debajo de la parte inferior de la banda de flotación, establecida en $ 37,307.

Se dio en sintonía con el segmento minorista, donde el billete verde cedió un centavo a $ 38,41 y anotó se sexta caída consecutiva en bancos y agencias de la city porteña.

“Sucedió debido a que siguieron ingresando fondos de inversionistas locales y extranjeros, además de un poco de ofrecimientos de exportadores cerealeros liquidando”, destacaron desde ABC Mercado de Cambios. Y agregaron que otros de los motivos de la caída de la divisa se debieron al cambio de humor a nivel global y a la baja del dólar contra las monedas extranjeras.

Como es habitual, el BCRA efectuó una subasta Letras de Liquidez (Leliq) a 7 días de plazo y convalidó una baja de la tasa de referencia. El monto adjudicado fue de $ 193.244 millones, a una tasa máxima adjudicada de 59,3%. La tasa promedio de corte se ubicó en 58,964% (el viernes fue del 59,287%), siendo la tasa mínima adjudicada de 58,496%.

La divisa norteamericana operó nuevamente con tendencia mixta en una rueda que tuvo una leve recuperación en el volumen negociado. Los precios exhibieron una suba inicial que no pudo sostenerse en el segundo tramo de la sesión.

La primera parte del día presentó un cambio de tendencia de la divisa, que operó con un sesgo tomador que se tradujo en subas de su cotización. En este lapso, se alcanzaron los valores máximos cuando los precios tocaron los $ 37,45, ocho centavos por encima del último cierre de la semana pasada. La baja del tipo de cambio se aceleró en la última hora de operaciones permitiendo que los valores tocaran mínimos en los $ 37,29 en el último tramo de la rueda. El volumen operado subió 27% respecto del viernes, y llegó a un total de u$s 622 millones.

Para Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, “los precios retrocedieron debido al impacto generado por el dominio de la oferta aun cuando la autoridad monetaria dispuso un ligero retoque hacia abajo de la tasa que el mercado toma como referencia”.

Asimismo, remarcó que con la caída de la cotización, “vuelven a activarse las expectativas de intervención oficial para sostener la cotización del dólar en un escenario que mantiene características de tranquilidad que dan poco margen para una reacción significativa en el valor del dólar en la plaza doméstica”.

En tanto, Salvador Di Stefano, de Agroeducación, consideró que el dólar debería estar arriba de los 40 pesos y que el Gobierno trabaja para un escenario de tasas altas y dólar bajo. "Esto no favorece a la cadena de producción agrícola, tampoco a la exportación", destacó.

 

Fuente: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios