El pase del Pulguita fue por 400 mil dólares

Quike Salvatierra, vice presidente del club, junto al los miembros de la comisión directiva, explicó en conferencia de prensa las razones de la partida del jugador. "Nos dijo que se quería ir", aclaró.

Los directivos del Club Atlético Tucumán dijeron anoche que dejar el club fue una decisión personal de Luis Miguel Rodríguez. Reconocieron que dejó parte de su vida en el club y que pasó por todas las categorías en los 11 años que vistió la celeste y blanca: desde el Argentino A hasta la Copa Libertadores.

Salvatierra, quién tomó la palabra en primer lugar, aclaró también que el pase del delantero -y del Bebe Acosta (firmó su pase a Lanús)-, responde a la lógica del mercado de pases. "Los que buscan jugadores quieren a los mejores. No se cuándo fue la última vez que vendimos jugadores de la casa a este nivel por eso es un día muy importante. Nosotros buscamos potenciar este mercado por lo que hemos podido conseguir en estos años con mucho esfuerza", recordó y agregó, "hace un año, no podíamos armar el equipo para jugar con petroleros".

Los montos

El contador Martín García dio los números de los pases de Guillermo y Miguel y cuánto le quedó al club. El pase del Bebe Acosta fie de U$S 1,2 millones, "quedándole, neto al club, U$S 800 mil". La operación por el jugador histórico fue de U$S 400 mil "quedándole, neto a Atlético Tucumán U$S 310 mil. El directico aclaró que la diferencia entre el bruto y el neto se debe al pago de impuestos, lo que le queda al jugador, a la AFA y otros descuentos generales.

Compartir

Comentarios