En bancos y casas de cambio, el dólar se vendió 23 centavos más alto a un promedio de $38,63.

El despegue de la banda inferior fue un dato importante porque se logró sin interrumpir la baja de tasas y sin que el Banco Central saliera a comprar divisas.

Era lógico: con el dólar en el piso de la banda volcarse a colocaciones en pesos era menos rentable. El billete norteamericano no tenía más espacio para bajar y se esperaba que subiera. Por lo tanto, con las tasas en baja, hacer un plazo fijo era una operación con una pérdida anunciada.

El billete mayorista inició las operaciones con una lenta e irregular escalada. A dos horas del final, comenzó a consolidarse y 10 minutos antes del cierre de la rueda llegó a tocar $37,75 para luego cerrar a $37,60, lo que representa un aumento de 28 centavos (+0,75%).

En bancos y casas de cambio, el dólar se vendió 23 centavos más alto a un promedio de $38,63. El "blue" siguió el camino opuesto y perdió 50 centavos a $39,25.

En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) se colocaron $211.185 millones, una cifra que va creciendo semana a semana por la acumulación de los intereses. El Central cortó en 59,15% anual, que representa una baja de 0,15 puntos respecto al lunes. La tasa promedio de colocación fue de 58,80% que es 0,16 puntos inferior a la del día previo. A diferencia de las anteriores licitaciones, esta vez expandió el dinero circulante en $8.100 millones, ya que no cubrió todos los vencimientos de Leliq. El Central se siente cómodo con el dólar despegado de la parte baja de la banda, porque así se asegura la permanencia de los plazos fijos dentro del sistema.

De todas maneras, fue una rueda especial porque hay que pagar las Letras del Tesoro (Letes) que terminaron de licitarse hoy. Como el Gobierno -a diferencia del pasado- solo acepta dólares para adquirir estos títulos, no fueron pocos los inversores que compraron divisas para participar de esta licitación donde los títulos a 7 meses pagan una tasa de 4,75% anual. El resultado está a la vista: el Tesoro renovó los USD 950 millones que vencían. Un alivio para las reservas y una señal del interés que tiene el mercado en dolarizarse paulatinamente.

Hubo un llamado de atención. La suba del riesgo país de 2,11% a 727 puntos a pesar de la baja de los bonos del Tesoro norteamericano, que son la referencia de este indicador. Lo que sucedió es que al subir el dólar sin que lo acompañen los bonos locales, volvió a caer la paridad. El dólar en el mundo se revalorizó 0,23% frente a las seis principales monedas y siguió subiendo en el post cierre.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios