Rutas o calles, no sólo de la capital, son usadas para estas "carreras" que ponen en peligro a participantes y transeúntes.

La picada de motos sobre la ruta 336 en Garmendia que terminó con un choque en cadena con tres heridos alertó a las autoridades. "Los erradicamos de un lugar y aparecen en otro"; afirma Luis Ibáñez, secretario de Seguridad de la provincia.

El choque en cadena, tras una picada en gobernador Garmendia, puso en guardia nuevamente a las fuerzas de seguridad. El accidente se registró el viernes último cuando al menos tres jóvenes resultaron heridos luego de chocar sus motocicletas mientras participaban de las picadas sobre la ruta 336. Las imágenes se viralizaron a través de un video difundido por las redes sociales.

A alta velocidad y sin cascos, tres jóvenes resultaron heridos corriendo una 'picada' en Garmendia

En el Ministerio de Seguridad sostienen que los controles respecto de este tipo de actividad son constantes. 

El secretario de seguridad de la provincia aclaró que los lugares donde se llevan a cabo fueron detectados y son controlados: Rota 9 en la banda del Río Salí, camino al Aeropuerto Benjamín Matienzo y detrás de la terminal de ómnibus (avenida Papa Francisco). Sin embargo, se lamentó, "ellos se autoconvocan por redes sociales y parecen con las picadas en lugares nuevos. En los pueblos del interior  también se corren picadas con el peligro que conllevan para los que participan".

“Los martes y jueves son los días elegidos por los propios participantes de este tipo de actividades. Desde la fuerza, tomamos previsiones para que no proliferen las picadas, pero cuando se actúa se forman estampidas y desbandes que podrían ocasionar otros accidentes”, reconoce  Luis Ibañez, secretario de Seguridad de la Provincia.

Los que participan en picadas tanto de automóviles como de motocicletas rotan los circuitos, ya que muchos de los tradicionales tienen consignas policiales que los obligan a dispersarse durante la madrugada. Ibañez sugiere a los padres efectuar más controles respecto de las conductas de sus hijos para evitar hechos como los sucedidos en gobernador Garmendia. “Eran casi todos menores de edad”, indica.

En Tucumán rige la ley 9057, de Emergencia en Seguridad Pública, Políticas Carcelarias, Tratamiento de Adicciones y Seguridad Vial.

Fuente: La gaceta

Compartir

Comentarios