Alfredo Olmedo, diputado salteño y candidato a presidente.

El legislador salteño -que rechaza al aborto y pondera el servicio militar como herramienta generadora de buenas conductas- asegura que el problema de la Argentina es que “ha olvidado a Dios”. Afirma que se siente cerca de Bolsonaro y muy lejos de Macri.


"Cambiemos es continuemos", dice Alfredo Olmedo en relación a la gestión del Gobierno Nacional que "sigue fomentando la vagancia y amparando al delito. La imputabilidad debe ser desde los 14 años y, detrás tiene que ir presos los padres". "En la Argentina no hace falta un político, hacer falta un líder", enfatiza.

El diputado está en campaña para ser el "primer presidente cristiano de la historia".

Nota en desarrollo.

Compartir

Comentarios