Cristina es la única que no está presa. Bonadío no envió al Congreso el pedido por dasruero para la ex mandataria argentina

La Cámara decidió habilitar la discusión. Cristina no está presa por sus fueron. Bonadío supeditó el pedido al Congreso a la confirmación de los procesamientos.

La situación de la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex ministro Julio De Vido y otros ex funcionarios llegará a la Cámara Federal de Casación Penal, que revisará las prisiones preventivas en la causa de los cuadernos de la corrupción. En la misma situación estará Gerardo Ferreyra, el dueño de Electroingeniería y el único de los hombres de negocios que quedó preso por la asociación ilícita que, según se sostiene en el expediente, funcionó para recaudar dinero detrás de los negocios de Planificación entre 2003 y 2015.

Según pudo saberse, la Cámara Federal aceptó los recursos de casación que presentaron las defensas de Cristina, De Vido, su mano derecha Roberto Baratta y el asesor de éste, Nelson  Lazarte. También del ex responsable jurídico del Ministerio, Rafael Llorens; del secretario de De Vido, José María Olazagasti; del ex titular del Ente Binacional Yaciretá, Oscar Thomas; y del mencionado Ferreyra.

Salvo Cristina, que tiene fueros como senadora, el resto de los apelantes está en la cárcel. El juez Bonadio había supeditado el envío al Congreso pidiendo su desafuero a la confirmación de los procesamientos, que tuvo lugar el 20 de diciembre. Ese trámite, sin embargo, aún no se solicitó.

El jefe de la bancada del PJ federal en el Senado, Miguel Angel Pichetto, ya avisó que no aprobaran  un desafuero hasta que no haya sentencia definitiva. "El propio presidente de la Corte dijo que la prisión preventiva no se puede utilizar como pena anticipada. (El pedido de desafuero para Cristina Kirchner) va a ser rechazado porque aquí la prisión preventiva se da en una etapa preliminar de la investigación y no hay ningún riesgo de fuga, ni la posibilidad de obstruir la investigación. La prueba está colectada, la Cámara ha dado lugar a la prueba del arrepentido que ha habido en la causa pero de ninguna manera hay riesgo de fuga", había dicho el senador en declaraciones radiales tras el fallo de la Cámara Federal.

 

Qué se analizará en Casación

La Sala I de la Cámara de Casación, a cargo de los jueces Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa, revisará las prisiones preventivas impuestas en el caso cuadernos. Es decir: si hay riesgos procesales (fuga o entorpecimiento en la causa) para mantenerlos detenidos.

Esos jueces ya intervinieron previamente en distintos pedido de excarcelación de varios de los protagonistas. Y decidieron dejarlos presos a los imputados que llegaron con sus pedidos. El tema promete dar debate entre los argumentos de las defensas y la opinión de los jueces. En su primera intervención, Figueroa había disentido con sus colegas sobre abrir los recursos que llegaron al tribunal, pero sus colegas fijaron el voto mayoritario.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios