Ideal para pasar el día está ubicado a 72 kilómetros de la capital tucumana

A 2,5 kilómetros de la ciudad de Trancas, abrió su temporada el balneario El Boyero. ¿Lo nuevo? Parillas, baños públicos, seguridad y guardavidas.

El balneario El Boyero inauguró ayer la temporada 2019. Al entorno natural de playa y río este año le sumaron algunos servicios para comodidad de los miles de tucumanos que se escapan los fines de semana a ese destino ubicado en Trancas. La inauguración fue una fiesta enorme: asistieron unas 7.500 personas según las estimaciones oficiales y tocó en vivo Gladys “La bomba tucumana”, entre otros artistas.

“Cada año va mejor. Siempre estamos sumando instalaciones y servicios. Hemos agregado más guardias municipales, servicio de sanidad, una ambulancia, merenderos y parrillas”, informó a LA GACETA Mario Gómez, secretario de Gobierno de Trancas.

Lo nuevo de esta temporada es que se construyeron 50 merenderos que se agregaron a los que ya había. Estas instalaciones son importantes porque la gente que va a El Boyero suele ir a pasar el día entero y almuerza ahí.

Gómez destacó que el balneario cuenta con guardavidas, seguridad municipal, baño público y parrillas que se pueden usar sin costo. Excepto los domingos, el resto de la semana se puede dejar los vehículos dentro del balneario.

Hasta que termine el verano, todos los sábados y domingos se montará “La feria de la mateada”, que cuenta con 60 emprendedores que venden productos regionales y artesanías. Se ubica al lado del escenario central. También los domingos se presentarán entre seis y ocho artistas para brindar espectáculos musicales.

El Balneario tiene una extensión de 300 metros y está ubicado a 2,5 kilómetros de la ciudad de Trancas, y a 72 kilómetros de la capital tucumana. Se puede llegar en auto o en ómnibus desde Tucumán hasta Trancas, pero no hay servicio de transporte desde esa ciudad hasta el balneario. El tramo de 2,5 kilómetros puede hacerse a pie o tomar un taxi (cuesta unos $ 50). El camino para ir hasta el balneario es por la ruta provincial 310.

Para pasar un día en El Boyero se pueden llevar las provisiones o bien comprarlas ahí: hay negocios donde se consigue todo lo que se necesita: comida, carbón, carne, bebidas, etcétera. Las únicas cosas que brinda el balneario a los visitantes son las parrillas y las mesas para sentarse a comer. Los visitantes tienen que llevar reposeras y sombrillas, aunque hay árboles que brindan sombra.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, Gómez afirmó que está permitido el consumo, pero todo está controlado por personal del IPLA para evitar excesos. También suele haber controles de alcoholemia a la salida.  

Con mucho cuidado se puede circular con vehículos dentro del balneario, de lunes a sábados. “Los domingos no está permitido porque es el día que va más gente, entonces para evitar accidentes cerramos el paso de vehículos”, explicó el funcionario.

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios