Aunque los pilotos se habían comprometido a no realizar el paro tras la derogación de la medida que permitía contratar pilotos extranjeros, se registraron demoras y varios vuelos que operaban desde Ezeiza y Aeroparque debieron ser cancelados.

 

Representantes de los sindicatos APLA y UALA y funcionarios del gobierno nacional se reunieron en la Secretaría de Trabajo con el objetivo de destrabar el conflicto que impidió que esta mañana funcionaran con normalidad los vuelos de todo el país.

Tomás Insausti, titular de la ANAC, anunció que llegaron a un punto de acuerdo. El Gobierno se comprometió a derogar una resolución que facilitaba el ingreso de pilotos extranjeros al mercado local y que había generado la reacción de los sindicatos. Los delegados aseguraron que levantarán todas las medidas de fuerza.

 

La decisión del Ejecutivo ya había trascendido anoche. Pese a ello, los gremios organizaron asambleas que complicaron las operaciones en los aeropuertos de todo el país durante la mañana de este jueves. Hubo cancelaciones, demoras e incertidumbre en varias provincias.

Desde Aerolíneas Argentinas confirmaron que se cancelaron 21 vuelos, con 2200 pasajeros afectados. "Algunos podrán volar hoy, otros mañana o el fin de semana. A eso se suman los demorados, los que ya no salen en horario, pero vuelan hoy". También hubo inconvenientes con pasajeros de Avianca, LATAM y Andes.

Durante las últimas horas de ayer, el Ministerio de Transporte anunció en un comunicado que "luego de que el sindicato de pilotos confirmara las medidas de fuerza y la paralización de los vuelos, se decidió derogar la resolución 895/2018 de reválida de licencias a pilotos extranjeros".

La decisión, agregó la cartera que encabeza Guillermo Dietrich, buscaba  asegurar el servicio aéreo para los 96.000 pasajeros que tenían programados vuelos entre el jueves y el viernes, días en los que estaba anunciado el paro.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios