Mapa de la ubicación del robo y una de las víctimas

El hecho ocurrió esta madrugada en una vivienda de Pasaje Pedro Medrano al 300, en las proximidades de un Call Center, y la denuncia fue hecha por las víctimas en la comisaría tercera. Una de las víctimas, dio detalles.


Una sobrina de los dueños de casa publicó en facebook un llamado a los usuarios de la red a denunciar si se les ofrece parte de los elementos robados: computadoras, teléfonos celulars, electrodomésticos, billeteras (lo que hace presumir que se llevaron documentos de identidad, tarjetas de crédito y dinero).

                                         

Entre las 3 y las 4 de la mañana, entraron cinco personas, cuatro varones y una mujer a la vivienda de la familia que, en ese momento dormía. María, una de las dueñas de casa y víctima del robo, contó que ingresaron habitación por habitación, los maniataron y, a punta de pistola, les pedían colaboración. "Nos decían que necesitaba dinero en efectivo pero se llevaron, además, ropa, calzados, computadoras. No podemos dimensionar todavía que más se llevaron porque está todo revuelto", relató María.

En la casa viven cinco personas, tres de los cuales fueron golpeados. Uno de ellos tiene heridas cortantes. Según manifestó nuestra entrevistada, la policía llegó con rapidez pero no la ambulancia con personal calificado para evaluar las lesiones. "Los mayores signos de violencia los tengo yo, con varias heridas en la cabeza", afirmó María y añadió, "los delincuentes parecían jóvenes, de baja estatura, aunque llevaban los rostros cubiertos. A la chica sólo le escuché la voz".

La víctima contó que fueron violentos, "a mí, me pagaron mucho".

María pudo contar por lv12 lo sucedido a través del teléfono móvil de uno de nuestros periodistas ya que los dejaron incomunicados. Manifestó que no está segura si la casa estuvo marcada para ser robada y recordó que en el pavimento, al frente de la vivienda, hay una pintada blanca muy notoria. "No he visto en otra casa vecina esa pintada en la calle", relató.

En la casa vive una persona mayor, padre de María por el que sintieron mucho temor. Ni él ni la hija que en ese momento lo cuidaba, fueron golpeados.

Compartir

Comentarios