René Díaz (Foto La Gaceta)

René Díaz quedó en el medio de una balacera. Ocurrió el sábado en el barrio Oeste II. Familiares y amigos piden Justicia.


Dos bandas se enfrentaron en el barrio Oeste II el sábado a la noche. Un hombre de 33 años recibió un disparo y perdió la vida.   

En la intersección de calles Ecuador y Esteban Echeverría del barrio Oeste II, aparecieron personas conduciendo tres motocicletas y haciendo disparos hacia la manzana “E” del predio. René Díaz habría estado sentado en la vereda de su casa conversando con un amigo. De repente se alerta del tiroteo en plena calle y habría querido socorrer a una vecina para que no sea alcanzada por un proyectil, según la Policía.

Díaz habría querido buscar refugio en su vivienda al momento de la balacera, y habría recibido un disparo que lo dejó tirado en el suelo con una herida que lo hizo perder mucha sangre, según la información policial.

“Ese día por la tarde estuvimos hablando con él (René) porque a la noche teníamos el cumpleaños del dueño del almacén. Nos dijo que se quedaba con su mamá, no sabía si iba al festejo”, contó uno de los amigos de Díaz a La Gaceta. “René estaba sentado en la vereda y cruzó la calle para ayudar a una vecina que estaba con sus hijos y corría peligro en medio de la balacera”, agregó el joven. “Hubo un cruce de balas y él recibió tiros en la pierna. Las motos aparecieron por calle Ecuador y doblaron por Echeverría haciendo tiros”, dijo. “Acá todos estábamos en la calle, era sábado. Incluso los negocios estaban abiertos”. Además, desconocen las identidades de los autores del hecho pero aseguran que el barrio es tranquilo. “Estamos seguros que ellos no son de esta zona. Esto va a traer problemas”, expresó.

Según la Policía, Díaz fue llevado a un dispensario de Cevil Redondo y luego lo trasladaron al hospital Centro de Salud en donde tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. “Lo operaron y creímos que iba a recuperarse. Ayer nos llamaron y avisaron que había fallecido”, dijeron.

En el lugar, la Policía encontró más de 10 vainas. Buscan a los responsables.

Compartir

Comentarios