El policía era allegado a la familia

La joven de 18 años había denunciado que un policía allegado a la familia la había sometido sexualmente y producto de esa relación no consentida habría quedado embarazada.

Una mujer de 36 años radicó una denuncia en una comisaría del departamento Avellaneda, en representación de su hija (18), quien le habría confesado que un funcionario policial allegado a la familia la había sometido sexualmente y producto de esa relación no consentida habría quedado embarazada.

La madre de la joven había notado conductas extrañas en su hija, por lo que la semana pasada le había preguntado qué le sucedía.

Angustiada, la joven le reveló que sospechaba que se encontraba embarazada, y en una crisis de llanto le confío que había sido abusada sexualmente por un cabo de policía, asiduo concurrente al domicilio, ya que tenía una amistad con la familia.

Trascendió que la joven no aportó demasiados detalles a su progenitora, por lo que la Justicia la citó para que mantenga entrevistas con psicólogos, con el propósito de conocer con precisiones la situación que tuvo que atravesar.

En el caso habría tomado intervención en primera instancia la fiscal de turno en ese momento, Dra. Andrea Darwich, la cual ordenó las primeras medidas, entre ellas la de apresar al sospechoso, así como también pericias físicas.

 El caso es investigado en total hermetismo, pero se pudo conocer que en los próximos días la Fiscalía recibiría importantes informes para avanzar en el proceso.

Fuente: El Liberal, Santiago

Compartir

Comentarios