Fortnite fue uno de los más vendidos durante 2018.

Ya consolidada en otras plataformas, esta forma de entretenimiento disfruta de un gran momento en celulares. Juegos como Fortnite o Crash Royale son los elegidos por los usuarios.

Si bien las PC están consolidadas por derecho propio como espacio de los videojuegos y las poderosas consolas Xbox y PlayStation siguen siendo fuente de ganancias millonarias para compañías como Microsoft y Sony, estamos viviendo una era de oro para aquellos que aman jugar con su teléfono.


Los títulos de gaming reinaron en los rankings de las aplicaciones más descargadas en el año que pasó y 2019 no será la excepción. La gran estrella es Fortnite, un videojuego que nos regaló contagiosos bailes y alguna que otra polémica por su violencia. Pero hay mucho más para analizar.

 

De acuerdo con un completo informe de la plataforma AppsFlyer, que controla a diario en tiempo real miles de millones de acciones en smartphones alrededor del mundo, hay dos tendencias opuestas: teléfonos inteligentes potentes pero económicos que han permitido crecer a juegos de estrategia como Clash Royale o Clash of Clans, y el avance de títulos casuales llamados “pick up and play” como Hello Stars o Ultra Sharp, que son populares en adultos.

Clash Royale: un juego de estrategia donde los jugadores escogen y actualizan diversas cartas del universo de Clash of Clans.


En cuanto a modelo de negocios, en el primer caso los ingresos provienen de anuncios dentro del juego, mientras que en los otros juegos todo pasa por las compras. Para nuestro país es interesante constatar que, como en otros mercados emergentes, cada vez más argentinos y argentinas se animan a gastar dinero en actualizaciones u objetos dentro del juego, pero aún estamos lejos de las grandes potencias.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios