Las autoridades afirman que hacía 30 años que no se registraba ese nivel de precipitaciones en Resistencia.

Lo informó el gobernador de esa provincia, Domingo Peppo. Autoridades trabajan para brindar acompañamiento a las familias que retornan a sus casas.

Domingo Peppo, gobernador del Chaco, informó que aún quedan alrededor de 1600 evacuados en unos 20 municipios ubicados al sur de la Ruta 16 que atraviesa la provincia.

Como consecuencia de las inundaciones producidas por las intensas lluvias de la semana pasada, el mandatario afirmó que “llegamos a tener 3000 evacuados y hoy tenemos alrededor de 1600 que están en el interior”. Y señaló como municipios afectados a Las Breñas, San Bernardo, La Clotilde, Coronel Grayt, “todos ubicados al sur de la ruta 16”.

 

Peppo, en declaraciones a radio Mitre, indicó que "hacía 30 años que no teníamos ese nivel de precipitaciones en Resistencia, y posteriormente eso se trasladó al interior de la provincia, a las zonas productivas, y hoy hay aún 20 municipios que siguen en emergencia plena con agua en las ciudades y el sector productivo muy dañado".

El gobernador provincial precisó que las intensas lluvias "no son un efecto de la Niña ni del Niño (fenómenos climáticos), sino que son consecuencia de un anticiclón que se origina en Brasily que hace ingresar aire caliente". Además, aseguró que según especialistas del INTA, "es un fenómeno que puede durar hasta marzo".

 

En relación a los evacuados, el gobernador chaqueño informó que están realizando "un proceso de acompañamiento a las familias que retornan a sus casas y las tareas de reconstrucción en infraestructura".

Con respecto a la posibilidad de evitar las inundaciones, Peppo explicó que "si bien los fenómenos naturales no pueden controlarse, hay dos cosas que se pueden hacer: la primera es tener alertas tempranas, y eso lo venimos haciendo con bastante precisión, y la segunda es realizar las obras necesarias para mitigar el impacto".

 

El miércoles pasado estuvo en la Ciudad de Buenos Aires, donde se reunió con el secretario de Infraestructura y Política Hídrica, Pablo Bereciartua, con quien analizó las obras que la Provincia tiene pendiente de ejecución y que son fundamentales para mitigar el impacto de las intensas lluvias.

En ese sentido, mencionó que "la Provincia tiene una historia de 30 años de realizar obras, con distintas gestiones nacionales y provinciales”, e informó que "existen obras que necesitan un financiamiento especial que fue lo que estuve hablando con el presidente Mauricio Macri la semana pasada".

 

Fuente: Diario Popular

Compartir

Comentarios