Dirigentes de UTA explicaban anoche a los trabajadores de Ersa la situación de la negociación.

La empresa Enrique Romero S.A y los choferes no llegaron a un acuerdo. Hoy continúan las negociaciones desde las 19. Seis líneas y más de 70 mil pasajeros siguen afectados.

La conflictiva situación que la empresa Ersa mantiene con sus empleados volvió a recrudecer anoche, y sigue vigente el paro de los choferes de las líneas de colectivos de esta empresa, ante la falta de respuestas concretas por el pago de un no remunerativo de $3,814 que adeuda la patronal con sus empleados.

"Nos acercaron una propuesta irrisoria que no merecía ningún tipo de análisis", expresó molesto el secretario de Finanzas del gremio de UTA, José María Coronel, tras la reunión de varias horas que concluyó ayer a la noche, y pasó a un cuarto intermedio para hoy a las 19.

El gremialista ahondó a EL LIBERAL que la propuesta que Ersa acercó en la reunión -que tuvo lugar en la Subsecretaria de Trabajo de la provincia- "era de $1.000 y lo ofrecieron pagar en forma escalonada, que de ninguna manera lo aceptamos. Es una burla, una verdadera falta de respeto a los trabajadores", recalcó.

Mientras tanto, el paro continúa afectando a más de 70 mil usuarios santiagueños, que a diario utilizan las líneas 110, 112, 114, 116, 119 y 120.

Otra reunión

Atento al cuarto intermedio dictado anoche por la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, hoy desde las 19 continuarán las negociaciones en busca de poder arribar a un acuerdo definitivo que implique el pago del no remunerativo que reclama UTA, para que se haga efectivo a los trabajadores de Ersa.

Expectativa

Por otro lado, se espera para hoy el arribo de un miembro integrante de Ersa a nivel nacional, para mantener una reunión con funcionarios de la comuna capitalina, con el claro fin de poner punto final a una situación que cada vez se vuelve más conflictiva, según indicaron fuentes del gremio de UTA.

Cuestionamiento

Por su parte, el secretario general de UTA, Jorge Pacheco lamentó que una vez más la empresa "se mantenga inalterable porque continúan adeudando un dinero de diciembre (de 2018)", lo que motivó realizar la medida de fuerza.

Sobre el no acatamiento del gremio a la conciliación obligatoria que dictó la Subsecretaría de Trabajo, dijo: "Nosotros vamos a seguir con la medida de fuerza porque Ersa no lo entiende".

Fuente: El Liberal, Santiago

Compartir

Comentarios