La venta por cantidades en los supermercados cayó 12,5% en noviembre.

Las cifras surgen de la comparación internual. Se trata del quinto mes consecutivo de baja, según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

 

 Con un año que finalizó con una inflación del 47,5% anual, la presunción de la caída en el consumo en los shoppings y supermercados se concretó al darse a conocer los datos oficiales del Indec.

La venta por cantidades en los supermercados cayó 12,5% en noviembre último en forma interanual, y en los shoppings descendió 16,3%, y con este resultado, cumplieron cinco meses consecutivos de retroceso del consumo en esos megacentros comerciales.

En noviembre a precios corrientes, es decir incluyendo el impacto del alza de precios, la facturación en los centros de compras llego a 5.902,1 millones de pesos, con un alza del 20,6%, y en los supermercados a 44.841,9 millones, con una suba del 33,3%.

Este fuerte impacto en las ventas totales en los supermercados, se puede observar a través de los grupos de artículos con los aumentos interanuales más significativos, que son “Carnes”, con el 48,6%; “Almacén”, con el 43,9%; “Panadería”, con el 42,4% y “Bebidas”, con el 39,4%.

Por su parte, las ventas totales que se efectuaron en forma presencial en el lugar ascendieron a 44.069.418 miles de pesos, lo que representa un 98,3% de las ventas totales y muestra aumento del 33,1% respecto a noviembre de 2017. Mientras que aquellas realizadas por el canal online sumaron 772.485 miles de pesos, lo que representa un 1,7% de las ventas totales y tuvo una variación positiva de 52,5% respecto al mismo mes del año anterior.

En cuanto a la categorización respecto al medio de pago con el que se realizan, las que se realizaron en efectivo tienen un 34,4% de las ventas totales y muestra aumento del 32,2% respecto a noviembre de 2017; por su parte, las efectuadas mediante tarjeta de débito marcan un 24,8% de las ventas totales y tuvo una variación positiva de 33,7% respecto al mismo mes del año anterior; aquellas abonadas con tarjeta de crédito representan un 37,4% de las ventas totales y su variación porcentual respecto a noviembre de 2017 fue de 33,6%; y por último las realizadas mediante otros medios de pagos son el 3,4% del total y muestra un aumento del 40,0% respecto al mismo mes del año anterior.

Respecto a los shoppings, los segmentos en los que más repercutió la crisis fue el de diversión y esparcimiento con un alza nominal del 29,1%, muy por debajo de la inflación interanual del 48,5%; "electrónicos, electrodomésticos y computación" con una caída del 14,2%, "amoblamientos, decoración y textiles para el hogar" con una suba del 21,4% y "juguetería" (22,4%). Mientras que cines aumentó un 10,76%, producto del incremento en 89.324 espectadores respecto al mismo mes del año anterior.

 

Fuente: iprofesional

Compartir

Comentarios