Las fuerzas de seguridad del chavismo salieron a reprimir a los manifestantes.

Con balas de goma y gases lacrimógenos, la Policía Nacional Bolivariana intensificó la tensión después de que Guaidó se autoproclamó como "presidente encargado". Antes de la marcha hubo cuatro muertos.

 

 Con balas de goma y gases lacrimógenos, la Policía Nacional Bolivariana intensificó la tensión en las calles de Caracas después de que el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó como "presidente encargado de Venezuela". En medio de las multitudinarias protestas que respaldan al jefe del Parlamento, las fuerzas de seguridad del chavismo salieron a reprimir a los manifestantes.

Miles de venezolanos se agruparon en diferentes puntos de la ciudad capital para exigir la renuncia de Nicolás Maduro, mientras el titular de la Asamblea Nacional se autodenominó como el nuevo jefe de Estado con el apoyo de la comunidad internacional.

Este miércoles, los comercios, escuelas, empresas e instituciones amanecieron cerradas y el tráfico de autos se limitó a lo mínimo. Los manifestantes, que festejaron la jura de Guaidó y denunciaron al Gobierno chavista de usurpar el poder, se movilizaron por las calles y autopistas de todo Caracas.

Un manifestante herido durante los enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana. Crédito: EFE

Ante un panorama nunca antes visto en el país, el jefe del Parlamento -de mayoría opositora-, Juan Guaidó, se autoproclamó como el nuevo mandatario nacional. "Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres", manifestó desde un escenario, con la mano levantada.

De manera inmediata, Nicolás Maduro rompió el silencio y salió a responderle a su oponente político. "Llegamos con los votos del pueblo, estamos y estaremos con el pueblo, que es el único que elige un gobierno constitucional en Venezuela", aseguró el líder chavista en referencia a las elecciones presidenciales de octubre pasado.

Las fuerzas de seguridad reprimieron con gases lacrimógenos y balas de goma. Crédito: EFE

A su vez, apuntó directamente contra los Estados Unidos y responsabilizó a la gestión de Donald Trump de haber dado "una orden" para elegir el presidente venezolano "por vías extraconstitucionales". En la misma línea, el dirigente le dio un ultimátum de 72 horas a los diplomáticos estadounidenses, que trabajan en Caracas, para que regresaran a Washington.

 

 

Fuente: TN

Compartir

Comentarios