Vivienda consumida por las llamas tras la reacción de los vecinos.

La víctima llegaba a su domicilio cuando fue abordado por, al menos, tres sujetos. Como represalia, los vecinos quemaron la vivienda de uno de los sospechosos.

En Manantial Sur, un hombre recibió un disparo en el pecho y otro en la pierna izquierda durante una supuesta disputa vecinal en el barrio 314 Viviendas,. La víctima habría sido abordada, por al menos tres jóvenes cuando llegaba a su vivienda. La reacción no se hizo esperar: varios vecinos prendieron fuego a la vivienda de uno de los integrantes del trío. A las casas de uno y del otro las separaban cuatro cuadras.

 

Según el parte policial, el herido, identificado como Julio Toro, quien fue trasladado hasta el Centro de Salud. Allí, permanece en observación. El hombre no habría querido radicar la denuncia ni someterse a estudios de rigor. La Policía identificó también a tres hermanos de apellido Sánchez como posible responsables del ataque. Uno de ellos fue aprehendido, aparentemente el autor del disparo. En la casa de la víctima se observaron vainas servidas y manchas de sangre.

 

Los investigadores de la Policía conocieron la versión de que un vecino había intentado robar la moto de la víctima. Los parientes del hombre, a la vez, acusaron a una familia que habita al frente de su vivienda. “Nos quieren sacar de la casa”, manifestó la concubina Adriana del Carmen Iñiguez. Policías tienen la hipótesis de que se trató de un ajuste de cuentas por cuestiones que estarían vinculadas a la venta de droga (“narcomenudeo”).

 

La policía en su informe señala que tras los disparos, allegados a Toro, de 51 años, habrían prendido fuego a la casa de uno de los hermanos Sánchez, quien tiene 24 años. Equipos de la comisaría 8ª, del Grupo de Operaciones Motorizadas de Tucumán (GOMT) y de Infantería frenaron la agresión y sofocaron el incendio.

Compartir

Comentarios