La posición de Argentina y de otros países aislando a Maduro fortalecen la posición nacionalista.

Nicolás Trotta, analista político y rector de la Universidad Metropolitana, opina que la crísis en Venezuela es institucional y profunda, de "política cero", donde el que gana se lleva todo y el que pierde se queda sin nada. "Nadie es inocente".


“Es importante reconocer que Venezuela está pasando profunda crisis  institucional, con una situación económica con mucha degradación en los últimos años y con una política que denomino política de suma cero porque transforma la disputa política en Venezuela en una instancia donde las distintas expresiones (oficialismo y oposición) creen que la única manea de llevarse algo es ganando absolutamente todo el proceso”, afirma Nicolás Trotta.

“Lo que complejiza la situación interna en Venezuela  es la influencia pública de otros países como Estados Unidos, principalmente”. En este sentido, Trotta interpreta que Norteamérica ejerce una intervención solapada en los países sudamericanos a lo largo de la historia del continente.

El analista reflexionó sobre la incertidumbre que genera esta “política de intervención y el injerencismo externo”; aseguró que no es un hecho de las últimas semanas. “Es una constante que muestra el enorme retroceso que transita el proceso de integración de América Latina” y añadió, “si la UNASUR fuese una instancia institucional activa hubiese generado todos los mecanismos necesarios para establecer una mesa de diálogo”.

“Si maduro continua, va a tener que impulsar algún cambio para que su país supere este enorme conflicto que esta transitando”, sentenció Trotta.

El analista opina que el camino elegido no resuelve los problemas sociales y económicos de Venezuela y que si persisten en esta instancia de una política tan antagónica el país se seguirá derrumbando”.

Lo que los demás países, afirma, “tenemos que tener en claro es que el futuro de Venezuela lo tienen que definir los mismos venezolanos”.

“Argentina, al igual que los demás países que han sufrido este cambio político en sus administraciones de los poderes ejecutivos han tomado una postura que termina aislando al gobierno de Maduro y aislarlo, no ayuda a resolver los problemas. Los países deberían tratar de generar un espacio de diálogo entre la oficialismo y oposición”, concluyó

Compartir

Comentarios