Los delincuentes recibieron la furia de la gente tras el choque.

El hecho ocurrió en la esquina de Crisóstomo y Libertad. Los malvivientes habrían chocado con una camioneta tras cometer el delito. Una vez en el piso fueron atacados por transeúntes.

Dos jóvenes chocaron con una camioneta cuando se movilizaban en una moto por la esquina de calles Crisóstomo y Libertad, en la capital. Los desconocidos habían sustraído, al parecer, la cartera de una mujer una cuadra antes, en Libertad y Mate de Luna. Tras el accidente, al menos seis transeúntes agredieron a los supuestos “motochorros”, quienes yacían heridos en el asfalto. Los sospechosos fueron trasladados luego hasta el hospital Padilla con traumatismos y heridas.

Este hecho, ocurrido los primeros minutos de ayer, podría haber avanzado en la Justicia bajo la figura de lesiones o intento de robo, ya que los elementos arrebatados fueron recuperados en el mismo momento, de acuerdo a las circunstancias. Sin embargo, minutos después se confirmó que uno de los aparentes “motochorros” había muerto, lo que cambiaría la adecuación penal del acto. La Policía identificó al muchacho fallecido como Alexis Castro, de unos 21 años.

 

El fiscal de Feria, Ernesto Salas López, confirmó los hechos y a partir de ahora apuntará a definir la causa de la muerte del joven: si fue a raíz de lesiones ocasionadas por el accidente o por la agresión, o ambas conductas.

Entre los elementos sustanciales de la causa, el funcionario judicial espera los resultados de la autopsia para poder encaminar la instrucción. Además, dispuso una serie de medidas de investigación.

 

El relato

El segundo sospechoso fue detenido luego de los incidentes y por la mañana declaró en tribunales penales de avenida Sarmiento. El muchacho, también de 21 años y con domicilio en el barrio 24 de Septiembre, negó haber participado en el incidente, ya que “no necesita robar”. Fuentes judiciales informaron que el acusado manifestó que había estado en un acto político y que venía con el acompañante, quien era su primo.

Salí después de la medianoche. Vi que los dos estaban sentados. Uno de ellos daba también vuelta en el suelo; tenía los ojos arriba, dijo Abel C., un vecino. 

 

También confirmó que habían impactado contra la camioneta (una Fiat Adventure), en momentos en que se movilizaban en una motocicleta Honda Tornado, y que segundos después del choque se habían acercado muchas personas a golpearlo.

A su vez, el detenido expresó que estaba escapando de la Policía, debido a que no tenía la cédula verde del rodado.

 

“Yo salí después de la medianoche. Vi que los dos estaban sentados. Uno de ellos también daba vuelta en el suelo. Tenía los ojos arriba”, expresó un vecino, quien se identificó como Abel C.

El joven describió que uno de los muchachos había sido llevado en un móvil de la Policía en estado casi sin conocimiento; mientras que el segundo sospechoso estaba consciente.

“Progresivamente, se van registrando distintos hechos delictivos en el barrio (...) Hace casi un mes, un muchacho entró a robar a un almacén; le sacó el celular a una clienta”, contó el testigo, para alertar respecto de la inseguridad.

 

La zona

Alicia, comerciante de la zona, ante la consulta de LA GACETA, manifestó que se trata de un lugar “horrible”. También describió la metodología que se utiliza para concretar los ataques. “Uno arrebata en la Mate de Luna y sale corriendo hacia Libertad. Allí, otra persona lo espera en la moto para huir por esta última calle”, explicó la mujer, quien no dio a conocer su apellido.

 

Más golpes
Transeúntes interceptaron a dos sospechosos
Un joven (22) y un menor (17) fueron aprehendidos el jueves, acusados de robar el celular y dinero a una mujer en la zona de calles Alberdi y Lamadrid, en la capital. Los sospechosos fueron apresados, en momentos en que un grupo de personas los agredía en la vía pública. Según fuentes policiales, transeúntes interceptaron a los supuestos autores del hecho cuando intentaban huir en una motocicleta. Los acusados habían golpeado (la tiraron al piso) a la víctima, de 37 años, a la salida de un cajero automático.

 

Fuente: La Gaceta

Compartir

Comentarios