Se llevan operativos de búsqueda y rescate en la zona.

Un día después de la ruptura de la represa, las autoridades informan sobre al menos 413 desaparecidos entre trabajadores de la empresa. Hasta ahora hay nueve muertos confirmados.

Ya son al menos 413 los desparecidos por la ruptura de una represa cerca de la localidad brasileña de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais, según un nuevo balance de la compañía operadora de las instalaciones, Vale S.A.

Se teme que el número podría ser mayor porque este balance solo incluye a trabajadores de la compañía, cuya máxima prioridad en este momento es la de "proteger las vidas de sus empleados y de las comunidades locales", según un comunicado recogido por el diario brasileño Folha.

El sábado por la mañana, la cantidad de muertos confirmada se mantenía en 9, de acuerdo a los bomberos locales.

El antes y después de la rotura de la represa y la avalancha en Brumadinho.

 

Según las informaciones recogidas por el citado diario, la represa que ha sufrido la rotura era usada para la recirculación del agua en una planta de contención de residuos para sucesos de emergencia. En la página web de Vale figura que podía contener hasta un millón de metros cúbicos.

Fotos publicadas por diversos medios y en las redes sociales muestran la zona río abajo llena de agua y lodo. Se teme que varias viviendas hayan quedado sepultadas.

A pesar de que el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, declaró que la probabilidad de encontrar supervivientes es mínima, los bomberos señalan que están trabajando para rescatar a unas 15 familias que se encuentran incomunicadas.

 

Los equipos de rescate informaron que localizaron un autobús en el que al parecer viajaba funcionarios de Vale en el momento en el que se produjo el desastre, aunque precisaron que la probabilidad de que existan personas con vida es reducida.

Los familiares de los desaparecidos se concentran desde el viernes en un hospital de campaña en Brumadinhos en busca de informaciones sobre el paradero de sus allegados, mientras varios equipos de psicólogos ofrecen ayuda.

El Gobierno activó un gabinete de crisis delante de la magnitud de los hechos y desplazó a varios de sus ministros hasta la zona del desastre.

Justamente, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha dicho a través de la red social Twitter "lamentar" el suceso y ha resaltado que "la mayor preocupación en estos momentos es atender a las eventuales víctimas de esta grave pérdida".

La tragedia de Vale, la mayor productora de mineral de hierro del mundo, ocurrió tan solo tres años después de que otro de sus diques provocara 19 muertos y la mayor catástrofe ambiental de Brasil.

Entre los sobrevivientes el sentimiento era este sábado de perplejidad, ya que varios empleados contaron que no se imaginaban que los diques de esta represa se pudieran romper y provocar una tragedia como la ocurrida hace tres años en el distrito de Mariana, también en Minas Gerais.

Rescatistas buscan víctimas entre el lodo. (AP)

 

La mina que colapsó en las últimas horas era responsable por el 7 % de la producción de mineral de hierro de la compañía, de acuerdo con el informe de la empresa del tercer trimestre del año, periodo en el que la brasileña ganó 3.074 millones de dólares, un 35 % menos respecto al mismo periodo de 2017.

El presidente de la minera, Fabio Schvartsman, pidió disculpas por lo sucedido y recalcó que Vale "es una empresa muy seria, que hizo un esfuerzo para dejar las represas de la mejor forma posible, usamos toda la tecnología, especialmente después de Mariana".

"Infelizmente la rotura sucedió y eso no tiene disculpa, pero aún así pido disculpas a todos los afectados, a toda la sociedad brasileña y quiero decir que no mediremos esfuerzo para enfrentar esa cuestión de la forma que tiene que ser enfrentada", recalcó Schvartsman en un vídeo publicado tras conocerse la tragedia.

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios