El Santo jugó mejor que Tigre pero en los últimos minutos, el equipo de Victoria le arrebató el triunfo y se fue con el 2 a 2.

En las últimas horas, aparecieron mil y un versiones sobre por qué Claudio Bieler no había sido citado para el duelo en Victoria. Peleas con Gastón Coyette, mal estado físico y lesiones aparecían entre los posibles motivos.

Pero ayer, tras el 2-2, el entrenador se rió de los dimes y diretes y dejó todo aclarado. “Gracias a Dios, la relación que tengo con los jugadores es bárbara más allá de que soy el que tiene que tomar decisiones, y eso a algunos les puede gustar o no. Tanto con el plantel como con la comisión directiva tenemos una relación excelente; estamos todos comprometidos con dejar a San Martín en Primera división”, sentenció Coyette.

Fuente: la Gaceta

Compartir

Comentarios