Piden Justicia por René Díaz. (Foto La Gaceta)

Emilse Jiménez, es la mujer de la víctima, solicitó que los responsables sean detenidos. "No puede ser que vivamos encerrados", dijo.

“Yo quiero que investiguen como tiene que ser. No puede ser que todos vivamos encerrados y los delincuentes afuera como si nada. No podemos vivir tranquilos”, dijo Emilse Jiménez, mujer de René Díaz, el joven que perdió la vida después de quedar en medio de una balacera el 19 de enero pasado en el barrio Oeste II.

“Quiero que vaya a la cárcel el que lo mató”, exigió la mujer en La Gaceta y pidió que se esclarezca el caso.

La peor noticia

Jiménez dijo que estaba en casa de su abuela esa noche cuando el hijo escuchó que un vecino gritó “mataron a tu marido”. “Tuve que contarle lo que había pasado. Tiene ocho años y entiende todo. ¿Ahora qué vamos a hacer? René era el que traía el pan a la casa”, lamentó.

“Él era muy buena persona y sobre todo, excelente padre. Es más, mi hijo siempre lo prefirió a él antes que a mi”, relató Jiménez. “Mi marido trabajaba como plomero en una empresa constructora y los fines de semana además, aprovechaba para hacer changuitas”, remarcó la joven. “Todas las tardes iba a ver a su madre, quien necesita un cuidado especial por su estado de salud, y recién llegaba a casa”, dijo.

Caso

Díaz con Jiménez se encontraron cerca de las 20 y luego se fue al barrio. Cerca de las 22 la víctima le mando un mensaje porque querían coordinar para que la fuera a buscar. Conforme a los dichos de Jiménez, después de ese mensaje no supo nada más de René.

“Un amigo de él me comentó que habían ido al almacén de la vuelta de la casa de mi suegra a comprar jugo y maní. Cuando volvían de comprar, quedaron en medio de un tiroteo y ahí mi marido recibe el tiro”, comentó.

La muchacha contó que al momento de enterarse sobre lo ocurrido, fue a diferentes hospitales en busca de su marido. “Cuando logré encontrarlo ya estaba en quirófano. “Los médicos me contaron que había perdido mucha sangre y que su estado era complicado de acuerdo a cómo ingresó”, relató Jiménez. “Mi marido entró en paro al hospital y podía sufrir otros, además no se sabía cuánto tiempo había estado sin oxígeno. El pronóstico era realmente malo pero yo tenía esperanzas de que se salvara”, expresó. La mujer contó que seis horas después de la cirugía, su marido falleció.

Compartir

Comentarios