El nuevo calendario de vacunación fue aprobado en 2018

Los adultos también deberán estar al día con el calendario Nacional de vacunación

Vacunarse es un derecho y también una responsabilidad y obligación, porque así evitamos enfermarnos y transmitir enfermedades a otras personas. Cada vez aumentan más las personas vacunadas, por lo que las enfermedades pueden eliminarse o erradicarse.

La Ley 22.909 establece que las vacunas son gratuitas y obligatorias para todas las personas. Es una política pública que prioriza tanto el beneficio individual como el impacto social.

Son gratuitas porque es responsabilidad del Estado asegurar su acceso en todo el país. Son obligatorias, porque además de proteger individualmente, si toda la población se vacuna se interrumpe la circulación de virus y bacterias, y así se benefician también aquellas personas que no pueden vacunarse. Este tipo de protección se llama efecto rebaño y es muy importante para la salud pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe a la vacunación como el “hito más importante de la salud pública junto con la potabilización del agua”. Aunque en un mínimo porcentaje, cada vez son más las personas que deciden no vacunar a sus hijos. Sin embargo, la nueva ley de vacunas aprobada en diciembre pasado, que reemplaza la Ley 22.909, actualiza la regulación para garantizar nuevos controles y darle al Estado la responsabilidad de mantener actualizado el calendario de vacunación y promover su efectivo cumplimiento. Debido a que existe una ley, se pueden tomar medidas legales para hacer efectivo el cumplimiento del Calendario Nacional de Vacunas, aseguran profesionales consultados.

El calendario de inmunizaciones al día es requisito de trámites

El Calendario Nacional de Vacunación será requerido para trámites tales como el ingreso y egreso del ciclo lectivo; la realización de los exámenes médicos por trabajo; la tramitación o renovación del DNI, pasaporte, residencia, certificado prenupcial y licencia de conducir, y la tramitación de asignaciones familiares. Hasta diciembre, la obligatoriedad de tener las vacunas al día era solo para los niños y su certificado era requisito para inscribirse en las escuelas. Sin embargo, con la modificación, ahora los adultos, según su edad, también necesitarán el documento para llevar adelante esos trámites. La actualización de la ley asimismo establece la gratuidad de la vacunación y su exención impositiva.

Fuente: Nuevo Diario

Compartir

Comentarios