Elisa Carrió, diputada nacional.

La diputada presentó un proyecto para un cupo femenino en la Corte Suprema. La iniciativa se da en medio de la polémica en la Cámara Electoral.

La diputada nacional y una de las principales referentes de Cambiemos, Elisa Carrió, presentó un proyecto de ley para incorporar el "cupo femenino" en el Poder Judicial. La iniciativa prevé que dos de los cinco miembros de la Corte Suprema y un tercio de los tribunales federales y nacionales incluyan mujeres.
La líder de la Coalición Cívica reflota así una iniciativa que había presentado en 1999 junto con la senadora chaqueña Miriam Curletti de Wajsfeldm, justo cuando el Gobierno intenta evitar que a la abogada Alejandra Lázzaro ocupe una vacante en la Cámara Nacional Electoral. 
La letrada salió primera en el concurso para integrar el máximo organismo electoral y tiene una trayectoria indiscutible que la avala, además del respaldo de la UCR y de diversos hombres y mujeres de la justicia.

 

"No es manejable y frente a todos los temas sus decisiones tendrán fundamentos académicos y éticos, nunca políticos", explicó un politólogo que conoce a la abogada Lázzaro desde los tiempos de la militancia juvenil
Su tesis doctoral en la UBA fue sobre el financiamiento de los partidos políticos, una temática a la que le dedicó varios de los estudios que abordó a lo largo de su carrera, así como el análisis de la legislación electoral comparado y la implementación de las internas abiertas, en estudios que realizó observando a la Argentina y países con fuerte tradición en elecciones primarias, como el caso de los Estados Unidos.
También se abocó largamente a analizar las reformas electorales, más que nada en tiempos en que en nuestro país dominaba la preocupación por el clientelismo a la hora de convocar elecciones, una práctica que todavía no está del todo desterrada en muchas provincias, donde no está garantizada la alternancia democrática y sigue pesando el aparato del Estado a la hora de definir el voto popular.

 

Pese a sus notables antecedentes, en Casa Rosada dicen que están evaluando otras alternativas y promovería al candidato que salió tercero en el concurso, el actual secretario de Actuación Judicial de la CNE, Hernán Goncalves Figueiredo, para un tribunal en el que actualmente no hay mujeres. 
Frente a este panorama, Carrió presentó la iniciativa para que haya más mujeres en la Justicia. "Entendemos que hoy resulta imprescindible avanzar con normas específicas respecto de la integración del Poder Judicial, sobre todo respecto de los cargos de mayor jerarquía", señala uno de los párrafos de los fundamentos del proyecto.
"La perspectiva de género que las mujeres juezas puedan imprimir en la resolución de cada caso, al integrar los tribunales superiores de nuestra justicia, sin dudas colaborará a lograr progresivamente, la igualdad de género en todos los ámbitos referidos", explica el texto.

 

Y agrega: "Este proyecto viene también a ofrecer una solución progresiva a la palmaria discriminación que aún hoy existe respecto de las mujeres de nuestro país que concursan para ejercer la magistratura, sobre todo para los cargos de mayor rango; lo que es fiel reflejo de la problemática denominada 'techo de cristal'".
Entre los fundamentos del proyecto, Carrió hace referencia también al Mapa de Género de la Justicia Argentina, de la Oficina de la Mujer (OM) creada por Carmen Argibay, ex jueza de la Corte, para medir las asimetrías de género en los diferentes juzgados del país.
De acuerdo con dicho informe, sobre el total de integrantes del Sistema de Justicia del año 2017, el porcentaje de mujeres es el siguiente:

 

De allí surge que el 72% de los cargos superiores están en cabeza de los varones, así como el 56% de los cargos totales de jueces, fiscales y defensores.

"El 'techo de cristal' refleja la segregación vertical que se manifiesta en una baja participación de mujeres en estos puestos, cuando como contrapartida, las mujeres son la mayoría en número (65.630 por sobre 51.034 al 2017) y claramente, no se trata de una cuestión de idoneidad", añade el proyecto de Carrió, que lleva también la firman de otros diputados de peso como Mario Negri y Silvia Lospennato.
El texto también incluye la conclusión del informe Acceso de las Mujeres a la Magistratura -Primera Parte-: Perfil de las/os postulantes a los concursos, de la Oficina de la Mujer de la CSJN:
"En este punto, y teniendo en cuenta fundamentalmente las franjas etarias en que las mujeres concursan, es posible inferir que el impacto de la maternidad y el cuidado que recae prioritariamente sobre las mujeres puede estar actuando para que, frente a concursos que son neutrales al género, los requisitos impuestos sean más gravosos o de más difícil obtención para las mujeres que para los varones. Ello podría ser uno de los motivos por los que se presentan a los concursos mayormente a partir de los 40 años y luego a dejar de presentarse antes que los varones, cuando vuelven a recaer sobre las mujeres las tareas de cuidado, en este caso, sobre sus nietas/os y/o adultas/os mayores (progenitores)…".

 

"…en tanto son los Consejos de la Magistratura y Poderes Ejecutivos y Legislativos los que deciden sobre la integración de los máximos cargos de la Justicia, es a éstos órganos a quienes les cabe prioritariamente la responsabilidad de producir un cambio efectivo en la composición de la magistratura argentina que satisfaga los compromisos internacionales oportunamente suscriptos, ya sea mediante decisiones que impliquen medidas de acción positiva para que las mujeres ocupen esos cargos, o promoviendo modificaciones normativas para que, a la hora de establecerse los requisitos para el acceso a la magistratura, se tenga en cuenta el impacto que la división sexual del trabajo tiene en el desarrollo de la vida profesional de las mujeres".

 

La diputada sostiene que "la designación de mujeres en las más altas esferas de decisión de la Justicia puede actuar para alentar a otras mujeres a presentarse a los concursos para acceder a la magistratura".
Para Carrió, esto "permitirá que la Justicia tutele en mayor medida los derechos de las mujeres todas, promoviendo una sociedad más justa, responsable y solidaria", por lo que –entiende– "resulta fundamental la aprobación del presente proyecto".


TAMBIÉN EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
En las últimas horas, la diputada provincial de Cambiemos Maricel Etchecoin presentó un proyecto de ley para que se establezca el cupo femenino en la Suprema Corte de Justicia y demás Tribunales Colegiados Provinciales, con el objetivo de garantizar la inclusión de mujeres en el proceso de selección de candidatos para la cobertura de vacantes en el ámbito judicial.
"En la Provincia de Buenos Aires, según datos de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia, sólo el 38.3% de los magistrados de la Tribunales Supremos de Justicia son mujeres. Si bien el sistema está compuesto mayoritariamente por mujeres, en los cargos superiores y de mayor relevancia, las mujeres se ven fuertemente desfavorecidas. Y esto se puede afirmar, dado que entre los 51 y 60 años, y en las/os candidatas/os de más de 60, son las mujeres las que logran mejores antecedentes para este rubro, sin embargo, incluso en estas circunstancias, los hombres se ven más favorecidos en las ternas que las mujeres", se plantea en la iniciativa.

"En cuanto al nivel de estudios alcanzados, el 34,7% de las mujeres que se presentan a los concursos cuenta con título de maestría o doctorado, mientras que en el caso de los varones, sólo el 30,2%. Por lo que en promedio las mujeres logran un mayor nivel de estudios", agrega el texto.
La legisladora bonaerense, además, señaló: "Creemos que resulta fundamental replicar en el distrito bonaerense el proyecto presentado por la doctora Carrió a nivel nacional para avanzar con normas específicas respecto a la integración del Poder Judicial de la provincia de Buenos Aires". Y amplió: "La gobernadora María Eugenia Vidal realizó importantes avances en materia de equidad de género durante su gestión y con esta iniciativa buscamos ofrecer una solución paulatina a la discriminación de las mujeres de nuestro país que concursan para ejercer algún cargo en la Justicia, en especial en los de mayor rango", señaló.

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios