La UBA exige que Netflix retire el documenta que relaciona el cáncer con los tratamientos de conducto

En el audiovisual de la plataforma de cine relacionan lesiones de cáncer, problemas cardíacos y de presión con los tratamientos de conducto y otras intervenciones bucales.


El decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires y miembro de la Asociación Americana de Endodoncia, Alejandro Ridríguez, explicó por lv12 que la presentación contra Netflix es sólo para que retiren el documental donde se afirma que un tratamiento de conducto puede ser causa de una lesión de cáncer. 

“No estamos en contra de Netflix sino de la desinformación”, aclara el profesional y amplía su opinión al afirmar que es lo ocurre cuando algunas personas, sin conocimientos específicos, caen en errores sobre temas científicos: “eso es riesgoso para la población”.

Por otra parte el académico indica, “es una oportunidad para aclarar que el documental está bien hecho y que dice algunas verdades como que la prevención es primordial y que un problema en los maxilares y en los dientes, como una infección, puede ocasionar problemas en el resto del organismo”.

Sin embargo enfatiza: “es falso que realizarse un tratamiento de conducto o cualquier maniobra en la boca pueda traer como consecuencia una lesión de cáncer o un problema cardíaco o de presión.

El trabajo publicado por Netflix afirma, de manera falaz, que personas con un  cáncer de mamas tiene la afección  que una intervención bucal del mismo lado. “Puedo ocurrir pero no implica que uno sea causal del otro”, subraya Rodríguez.

“En el mundo está estudiado que la endodoncia tiene un índice de éxito del 75% al 95%. Si fracasara un tratamiento de conducto se puede hacer un retratamiento con un éxito del 97%. O sea que es muy seguro este tipo de intervenciones”, explica.

“Desde la asociación americana de endodoncia y hace un mes recibo documentación para que Netflix retire ese documental porque entendemos que induce a que la población deje los tratamientos y eso si que es peligroso”, concluye.

Compartir

Comentarios