Las víctimas del asalto consideran que fue una entrega (foto: Héctor Peralta, La Gaceta).

Una mujer y sus dos hijos adultos sufrieron la entradera de un grupo de personas en su vivienda. El rodado apareció abandonado en Las Talitas horas más tarde.

“Nos ataron y amenazaron: ‘¡dame la guita, si no los mato!’ “, contó Ramona Domínguez, madre de Guido Aylán, de 54 años, y Agustín Aylán (52), quienes sufrieron el robo de una camioneta Volkswagen Amarok color blanco y $250.000 el jueves por la noche.

El asalto ocurrió en una casa ubicada en el barrio 200 viviendas de Famaillá, y fue protagonizado por cinco delincuentes. Según información policial, ayer por la mañana habrían encontrado el vehículo en una zona descampada de Las Talitas y estaba en buenas condiciones.

De acuerdo a la información oficial, los delincuentes habrían sustraído de la vivienda $250.000 en efectivo, cubiertas del negocio de Aylán y una camioneta Volkswagen Amarok blanca. En el interior del vehículo habría estado la billetera de Agustín junto a documentación personal, contó la madre.

Según información policial, Guido Aylán había llegado a su casa en un auto Citroen Aircross cuando lo abordaron los cuatro asaltantes armados. Lo obligaron a entrar a una de las habitaciones. Según la denuncia de Aylán, luego de que los delincuentes los obligaron a poner las manos atrás y los inmovilizaron con precintos, a él lo hicieron que se tapara la cara. “¿Adónde está la plata del Gordo?”, le preguntaban mientras le colocaban cinta adhesiva en la boca.

De acuerdo a la Policía, el otro hermano, al llegar minutos después con su madre, les habría dicho a los intrusos que el dinero estaba en uno de los cajones del escritorio. Los delincuentes no se conformaron y reclamaron más dinero, apuntando a los tres con las pistolas y amenazándolos de muerte.

Guido añadió que luego de las amenazas escucharon que encendieron el motor de un vehículo y escaparon. Cuando las tres víctimas pudieron desatarse y salir de las habitaciones descubrieron que la camioneta Amarok no estaba en el garaje y que se habían llevado el dinero.

La camioneta fue hallada horas después, a las 8.30, entre pastizales por efectivos de la Patrulla Motorizada, en Las Talitas, a unos 40 km. de Famaillá. El rodado se encontraba en buenas condiciones y con la llave puesta.

Intervino en la causa el Juzgado de Monteros, que ordenó secuestrar el vehículo hasta tanto avance la investigación.

Fuente: La Gaceta.

Compartir

Comentarios